El 15 de marzo de 2014, se celebró el sexto Zeitgeist Day (o ZDay) a nivel internacional y el cuarto en Quito. Las ediciones anteriores las habíamos realizado en la Universidad Politécnica Salesiana, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana y Los Alamos, una pequeña residencia en las afueras de la ciudad. Este año nos dimos cita en el Centro de Arte Contemporáneo.

En esta ocasión invitamos a varios expertos en diferentes áreas temáticas, a fin de construir una línea discursiva común, la cual partió de un diagnóstico socioeconómico de la realidad y poco a poco fue adentrándose en los diferentes retos y oportunidades que se presentan como sociedad. La introducción y dinamización del evento estuvieron a cargo de Diego Camacho, aunque lamentablemente no hay un registro de su intervención.

Charlas del ZDAY

La contrahegemonía posneoliberal y sus límites es quizás una de las charlas con las que uno podría empezar el relato sobre lo difícil que resulta salir del modelo económico dominante cuando, a falta de una mejor posición, se deben aceptar sus reglas. La disputa por el poder político casi no puede escapar a las trampas económicas y las poblaciones tienen poca o ninguna voluntad para salir de su zona de confort. Algo que Isabel Estévez supo explicar muy bien en su presentación.

Le siguió Antón Fernandez de Rota, quien nos habló del protagonismo de la deuda a lo largo de la historia, es llamativo como dos modelos económicos que se piensan totalmente distintos, mantienen elementos centrales comunes. “Ninguna de las dos propuestas: ni el neoliberalismo (donde se piensa que el mercado soluciona todo) ni el neowelfarismo (donde se piensa que el Estado debe solucionar todo), salen del juego de deuda y culpa”, dice Antón. La deuda es el mecanismo mediante el cual se genera una relación de poder/opresión y al mismo tiempo una tecnología que permite a ese poder la sustracción de recursos naturales y el incremento de la deuda ecológica. Frente a esto ¿es posible crear un sistema político en el cual ni la deuda, ni la culpa sean los protagonistas del mismo?

Beatriz Herrero, a su vez, presentó los resultados de un análisis realizado en 26 de las 27 provincias de Ecuador. ¿Estamos listos para compartir conocimiento? fue la pregunta que se trató de responder. Parece más fácil empezar por ahí puesto que el conocimiento ni se agota ni impide un uso simultáneo. En el ámbito digital existe una abundancia y, hipotéticamente, podría existir una libertad de acceso para toda la población con conexión a Internet.  ¿Qué tanto sedujo esta idea a la gente?

Daniel Romero, miembro de la sociedad de divulgación científica Quinto Pilar, analizó el papel de los medios de comunicación, el elitismo académico y la marea de información disponible en la dogmatización del conocimiento. La importancia de esta charla radica en demostrar lo perjudicial que puede ser desoir a la ciencia y confiar en los expertos, siendo esta precisamente la actitud que tomamos en relación hacia la forma en cómo manejamos nuestros recursos. No puede haber un mejor ejemplo de como estos tres factores se conjugan para desinformar a la población.

Diego Hurtado, desde una perspectiva histórica, explicó el proceso de deshumanización del espacio urbano, y sobre cómo el papel que jugó la revolución industrial y el descubrimiento de petróleo se encuentran en jaque debido a que estamos enfrentando una crisis de ese modelo urbano, frente a demandas cada vez mayores de energía y el pico del petróleo. Este viejo modelo de desarrollo ya no parece ser viable.

ZDay Quito 2014

Foto de los conferencistas (faltan David Revelo y Juan Diego Donoso)

Diego asistió en representación de Juan Diego Donoso. Él tenía la difícil tarea de enfrentar el paradigma de una ciudad inteligente con el de otra donde se permita la convivencia inteligente de sus ciudadanos. La presentación de Juan Diego consistía en un punto de inflexión en el ZDAY, pues a partir de este momento pasamos del diagnóstico al tratamiento. No con soluciones únicas y definitivas sino con pequeños pasos hacia un sistema más resiliente, que a fin de cuentas es precisamente lo que necesitamos si queremos ver a la sociedad evolucionar.

Rafael Villacrés abordó entonces el viejo tema de se nace o se hace, haciendo un relato sobre las cómo no hemos desarrollado una alternativa válida al sistema penitenciario desde una perspectiva científica. “Hoy en día todavía tenemos alquimistas y astrólogos de la conducta humana”. Superando la eficiencia de las leyes explora el campo de la etología como un medio para salir del paradigma castigo-recompensa.

Francisco Cordero profundizó en este tema al hablarnos sobre el potencial de los juegos para modificar nuestra conducta .No se trata de una receta mágica, y un juego debe estar adecuadamente diseñado si pretende dar frutos. A pesar de ello, hay un cuerpo de evidencia importante y creciente que hace evidente la necesidad de al menos conocer esta estrategia, para poder encontrar los nichos de aplicación más adecuados. ¿No sería extraordinario, si en lugar de estudiar, entrenar o trabajar por motivadores extrínsecos como una calificación o una remuneración de cualquier tipo, hiciéramos lo que sabemos, y lo hiciéramos bien, por el simple hecho de que lo disfrutamos? ¿No sería fabuloso, si nos pagaran en felicidad, por desarrollar o aplicar nuestra experticia?

“Muchas de las objeciones más usuales a un modelo económico basado en recursos y leyes naturales es que podría convertirse en una tecnocracia y es aquí donde la cultura abierta puede jugar un papel muy importante al distribuir el conocimiento mediante plataformas que permitan que la información fluya de una manera justa e inclusiva”, estas son palabras de David Revelo, quien presentó sobre la importancia de los datos abiertos para el empoderamiento ciudadano Cuanta más gente sea capaz de auditar lo que un gobierno o una empresa hacen, menor es la chance de que comportamientos perjudiciales hacia la sociedad puedan ser llevados a cabo.

Para finalizar, Michel Bauwens, fundador de la Foundation for Peer-to-Peer Alternatives, presentó 3 estrategias pragmáticas de camino hacia una economía basada en recursos, donde lo que se pretende es trasladar la coordinación mutua que ya existe en la producción inmaterial (en comunidades como la del software libre) a la producción física, “pero no le digan al gobierno porque aún no lo saben” dice Bauwens. Él construye un relato en base a dos procesos previos que se dieron en la ex Unión Soviética y la Argentina de Allende respectivamente.

A diferencia de las presentaciones que usualmente se realizan en el Movimiento Zeitgeist, no se puede ver claramente la meta, esta vez nos centramos un poco en iluminar un camino que al día de hoy parece estar inexplorado por los activistas del movimiento. Con la esperanza de haber puesto en marcha el tren de pensamimento y entediendo que estos son medios y no fines. Enfrentándonos al reto del diálogo y la coexistencia con aquellos que piensan diferente, no sólo en el corto sino también en el largo plazo.

Lista de reproducción del evento