Obsolescencia es el mecanismo mediante el cuál se reduce el periodo de vida útil de un producto (London, 1932). A pesar las obvias externalidades ambientales producto de su aplicación, ha sido considerada como una estrategia aceptable dentro del mercado, ya que su efecto es incrementar la demanda en el mercado mediante desabastecimiento del producto, generando así crecimiento en la economía. Existe en el mercado como un incentivo inverso a la sostenibilidad.

La obsolescencia puede ser clasificada en tres categorías (Packard, 1960):

  1. Puede haber obsolescencia de función. En esta situación, un producto existente se convierte en obsoleto cuando se introduce un producto que lleva a cabo una mejor función (ejemplo: El correo electrónico haciendo obsoleto al servicio postal).
  2. Obsolescencia de calidad. En este caso, de forma premeditada, se planea el tiempo en que un producto se rompa o desgaste, por lo general no es demasiado tiempo (ejemplo: el tiempo de vida limitado de las baterías celulares, o la programación de las impresoras para dejar de funcionar tras un número determinado de impresiones).
  3. Obsolescencia de deseabilidad u obsolescencia percibida. En esta situación, un producto que sigue siendo sólido en términos de calidad o de rendimiento, se torna obsoleto en nuestra mente porqué una cambio de estilo u otra modificación hace que sea menos deseable (ejemplo: el lanzamiento del iPhone 6 hace que los usuarios ya no estén interesados en las versiones anteriores).

Problemática de enfrentar la obsolescencia de calidad

Teóricamente el mercado, mediante la libre competencia, deberá producir los bienes de la más alta calidad para el consumidor al menor costo posible en el largo plazo. Sin embargo, existe una contradicción intrínseca en este concepto, puesto que el mercado requiere que el productor, con el fin de mantenerse competitivo, disminuya sus costos en todos las fases del proceso de producción (costo-eficiencia). Esto usualmente se traduce en el pago de salarios mínimos, tercerización pero también en el uso de materiales de menor calidad, pobre diseño. A esto se le puede denominar obsolescencia intrínseca (Joseph, 2011).

El segundo problema es que ningún producto puede permitirse una vida útil mayor a la necesaria para mantener el ciclo de consumo. Debido a ello se planifica la ‘caducidad’, falla o daño de un producto después de un periodo específico, esto es obsolescencia planificada o programada propiamente dicha.

Cuando se quieren imponer sanciones mediante legislación a la obsolescencia planificada, la estrategia adoptada por las empresas es enmascararla dentro de lo que hemos denominado obsolescencia intrínseca, suprimiendo o ignorando nuevas tecnologías que podrían suponer un producto más duradero, sostenible o amigable con el ambiente.

¿Qué ha funcionado contra la obsolescencia programada?

Ciertas políticas dentro del diseño de productos:

  1. Fuente abierta: Se realiza una publicación libre de los diseños 3D, esquemas, videos instructivos, presupuestos, y manuales del producto usualmente en una wiki de fuentes abiertas (como esta). Esta apertura permite aprovechar la colaboración abierta de los equipos de contribuyentes técnicos distribuidos globalmente. Se valora la transparencia de las operaciones, modelos de negocio, desarrollo estratégico, “código” (planos y diseños), la información de gestión y otros aspectos que pueden conducir a la economía distributiva.
  2. Modularidad: Los componentes funcionan como módulos intercambiables. Motores, partes, los ensamblajes, bloques de construcción estructurales, y unidades de potencia se pueden intercambiar, donde las unidades pueden agruparse para diversificar la funcionalidad que se puede lograr a partir de un pequeño conjunto de unidades.
  3. Interoperabilidad: habilidad de dos o más sistemas o componentes para intercambiar información y utilizar la información intercambiada

Estos abordajes usualmente permiten a la comunidad técnica introducir otros estándares dentro de diseños derivados del producto, entiéndase: robustez, durabilidad, eficiencia.

Francia aprobó el año pasado una nueva legislación respecto a este tema, los artículos en cuestión son cinco y nacieron de las siguientes propuestas:

Define la OP como el conjunto de técnicas mediante las cuales un fabricante o un importador de bienes, especialmente en la concepción del producto, reducen deliberadamente su duración con objeto de aumentar su tasa de reemplazo (Art. L. 123-4-1-I); y la considera un delito punible si se aplica deliberadamente. [rechazada]
Extiende la duración de la garantía legal de conformidad de 2 a 5 años.
Extiende de 6 meses a 2 años el tiempo durante el cual el vendedor deberá responder por faltas de conformidad, de manera que el consumidor no se vea obligado a demostrar que el defecto es de fábrica.
Asegura el suministro de las piezas de repuesto esenciales para el funcionamiento de los productos, durante un período de diez años y con una demora en el envío menor a un mes.
Propone armonizar la eco-contribución con la vida útil del producto. [rechazada]
Tiene por objetivo asegurar que el consumidor está informado de la reutilización, reciclaje y otras formas de valoración de los productos desechados.
Propone la redacción, por parte del gobierno, de un informe sobre el desarrollo y las perspectivas de la «economía de funcionalidad» francesa.

Referencias

  • Packard, V. & McKibben B. (1960). The waste makers. New York: Vance Packard Inc.
  • London B. (1932). Ending the depression through planned obsolescence. New York
  • Joseph, P. (Director). (2011). Zeitgeist Moving Forward [Documental]. Estados Unidos: Gentle Machine Productions LLC.
  • Thomson, C. C., & Jakubowski, M. (2012). Toward an Open Source Civilization: (Innovations Case Narrative: Open Source Ecology). innovations, 7(3), 53-70.
  • Placé, J. V. (2013), Une loi contre l’obsolescence programmée pour en finir avec la «technologie fragile» (traducción) [entrada de blog], obtenido de https://archive.today/FBZzZ
  • Placé, J. V. (2014), Bilan d’un an de lutte contre l’obsolescence programmée [entrada de blog], obtenido de http://jeanvincentplace.eelv.fr/bilan-dun-an-de-lutte-contre-lobsolescence-programmee/

Cómo citar este artículo

  • Delgado, J. A. (2014, Septiembre 22). Obsolescencia Programada. Obtenido de http://www.zeitgeistec.com