“Un nuevo tipo de pensamiento es esencial, si la humanidad ha de sobrevivir y avanzar hacia niveles más altos.” (Einstein, 1946, p.11)

Una reflexión fundamental a la perspectiva de cambio y mejora social es la comprensión del progreso en sí mismo. Parece que uno puede considerar dos puntos de vista básicos cuando se trata de progreso personal o social: manifestación de potencial y resolución de problemas.

Potencial & Resolución

Manifestar potencial es simplemente la mejora de una condición que, previamente, no se había considerado en un estado problemático. Un ejemplo podría ser la capacidad para mejorar el rendimiento atlético humano en un campo en particular a través de técnicas específicas de fortalecimiento, dieta, refinación técnica y otros medios que simplemente no eran conocidos antes.

Resolución de problemas, por otro lado, es la superación de un tema que ha sido reconocido como perjudicial y/o que causa limitaciones para un asunto determinado. Un ejemplo general sería el descubrimiento de una cura médica para una enfermedad debilitante existente, de manera que dicha enfermedad ya no represente un peligro.

Sin embargo, mirándolo desde un punto de vista más amplio, existe una clara superposición de estas dos nociones, cuando se tiene en cuenta la naturaleza del desarrollo del conocimiento. La mejora de una condición dada, que posteriormente se convierte en normal y común en la cultura, también pueden potencialmente ser parte de un problema en un contexto familiar o uno distinto, y requerir de una resolución en el caso de encontrar nueva información acerca de su ineficiencia o acerca de nuevos avances que, en comparación, la tornen obsoleta.

Por ejemplo, el transporte aéreo humano, que es bastante nuevo en la sociedad, amplió la eficiencia del transporte en gran medida tras su aplicación. Pero ¿en qué punto el transporte aéreo moderno se verá más como un problema debido a su inherente ineficiencia en comparación con otro método.[21. Un notable ejemplo de nuevas tecnologías de transporte es el tren de levitación magnética, un transporte que usa menos energía y se mueve sustancialmente más rápido que los aviones comerciales.] Por lo tanto, la eficiencia es relativa en este sentido, ya que cuando hay una expansión del conocimiento, lo que fue una vez considerado el mejor enfoque, pasa a ser inferior.

Este punto, aparentemente abstracto, es traído para indicar el simple hecho de que cada práctica que consideramos normal hoy en día, trae consigo una ineficiencia inevitable que, con los nuevos desarrollos en ciencia y tecnología, probablemente se convierta en un problema en algún momento en el futuro, en comparación con los nuevos potenciales emergentes. Esta es la naturaleza del cambio y si los patrones científicos de la historia reflejan algo, es que el conocimiento y sus aplicaciones continúan, en general, evolucionando y mejorando.

Así que, volviendo a los conceptos aparentemente separados de manifestación de potencial y resolución de problemas, podemos decir que todas las resoluciones de problemas son también actos de manifestación de potencial y viceversa.

Esto también significa que las herramientas actuales (conjunto de aplicaciones) utilizadas por la sociedad para un propósito dado son transitorias, sea que se trate de un medio de transporte, prácticas médicas, producción de energía, el sistema social, etc. Estas prácticas son todas manifestaciones o resoluciones con respecto a la necesidad humana y la eficiencia, con base en el estado transitorio del entendimiento dado en el momento de su creación y evolución.

Propósito principal y causa raíz

Por lo tanto, cuando se trata de pensar en un acto de invención o de resolución de problemas, tenemos que llegar lo más cerca posible del propósito principal (manifiesto) o de la causa raíz (problema) respectivamente, para hacer la evaluación más precisa previa a la acción. Así como las herramientas y técnicas para manifestar un potencial son tan viables como la comprensión de su propósito fundacional, las acciones hacia la resolución de problemas son sólo tan buenas como la comprensión de la causa raíz. Esto puede parecer obvio, pero muchas áreas del pensamiento en el mundo de hoy carecen de este concepto, especialmente en lo que respecta a la sociedad. En lugar de perseguir tal objetivo, la mayoría de las decisiones sociales se basan en las costumbres tradicionales y sus inherentes limitaciones.

Un ejemplo sencillo de esto es el actual método de encarcelamiento humano por la denominada “conducta criminal”. Para muchos, la solución a formas “ofensivas” de comportamiento humano es simplemente eliminar al individuo de la sociedad y castigarlo. Esto se basa en una serie de supuestos que se provienen de miles de años atrás (Gilligan, 1997).

Sin embargo, la ciencia detrás de la conducta humana ha cambiado mucho en el tiempo con respecto a la comprensión de la causalidad, ahora es de conocimiento común en las ciencias sociales que la mayoría de los “actos criminales” probablemente no ocurrirían, si ciertas condiciones básicas en el entorno del ser humano fuesen ajustadas (Merva & Fowles, 1993).[22. El estudio de Merva y Fowles, realizado por la Universidad de Utah en la década de los 90, encontró poderosas conexiones entre el desempleo y el crimen. La investigación se realizó en 30 grandes áreas metropolitanas con una población total de más de 80 millones. Sus hallazgos encontraron que un aumento del 1% en desempleo produce un aumento de 6,7% en homicidios, un aumento de 3,4% en crímenes violentos, un aumento de 2,4% en delitos contra la propiedad. Durante el período de 1990 a 1992, esto se tradujo en: 1.459 homicidios adicionales; 62.607 crímenes violentos adicionales; 223.500 delitos contra la propiedad adicionales.] Poner a las personas en cárceles realmente no resuelve el problema causal. En realidad, es un “parche” que sofoca temporalmente algunos efectos del problema más grande (McLeish, 2012).

Otro ejemplo, aunque aparentemente diferente del anterior pero igual de técnico, es la forma general de pensar respecto a la resolución de problemas domésticos comunes, como los accidentes de tránsito. ¿Cuál es la solución a una situación en la que un conductor comete un error y, sin fijarse, cambia de carril y colisiona con el vehículo que tiene al lado, causando un accidente? ¿debería haber un enorme muro entre ellos? ¿debería haber un mejor entrenamiento? ¿debería la persona simplemente perder su licencia para que no pueda volver a conducir? Aquí vemos otro ejemplo donde la noción de causa raíz se pierde en los estrechos marcos de referencia de nuestra cultura.

La causa raíz del accidente no debe abordar la habilidad del conductor, sino la falta de integridad de la tecnología e infraestructura que se utilizan. ¿Por qué? Pues porque la falibilidad humana es históricamente reconocida e inmutable (Reason, 2000), por lo tanto la misma lógica debe ser aplicada al sistema de interacción con el vehículo, teniendo en cuenta nuevas posibilidades técnicas para una mayor seguridad y así compensar el inevitable error humano.

Los vehículos antiguos no tenían bolsas de aire para el conductor y el copiloto, pero ahora son de uso general, lo que ha reducido[23. En 1996, un estudio de la NHTSA encontró que el beneficio en la reducción de la mortalidad por bolsas de aire para todos los conductores fue de un 11% (Kahane, 1996).] una gran cantidad de lesiones que existían en el pasado. Las bolsas de aire se desarrollaron hace años como consecuencia de la evolución del conocimiento, hoy en día existe tecnología que permite a los vehículos automáticos operar sin conductor, estos vehículos no sólo pueden detectar todos los elementos necesarios en la calle para moverse con precisión, sino que también pueden detectarse entre sí, haciendo una colisión casi imposible (Rong, 2011). Este es el verdadero nivel de solución actual cuando se consideran la causa raíz y el propósito fundamental.

Sin importar cuán avanzada pueda parecer esta solución, especialmente teniendo en cuenta al millón doscientas mil personas que mueren innecesariamente en accidentes automovilísticos cada año (OMS, 2004), este ejercicio del pensamiento todavía puede estar incompleto si continuamos ampliando el contexto con respecto a los objetivos fundamentales de la salud humana. Quizás haya otras ineficiencias relacionadas con la infraestructura de transporte que necesiten ser evaluadas y superadas.  Independientemente de su seguridad, el uso de automóviles individuales, por ejemplo, genera otros problemas que sólo pueden ser resueltos lógicamente eliminando la misma aplicación del automóvil. Tal vez en una ciudad, con una población móvil en expansión, un vehículo de ese tipo se vuelve innecesariamente engorroso, lento e ineficiente.[24. Lentamente vemos un cambio de paradigma en la sociedad moderna, incluso en su estructura comercial, desde la propiedad hacia el acceso (Taylor, 2011).]

La solución más viable en estas circunstancias podría ser un sistema de transporte masivo unificado e integrado que puede aumentar la velocidad, reducir el consumo de energía y recursos, la contaminación y muchos otros temas relacionados que entonces convierten al automóvil en parte de un problema emergente.

Si el objetivo de una sociedad es hacer lo “correcto”, y por lo tanto lo sostenible, la reducción de amenazas a los seres humanos y al hábitat, la eficiencia cada vez mayor, de ello se deriva cierta lógica respecto a nuestras posibilidades técnicas y enfoques de diseño.

Nuestra realidad técnica

Por supuesto, la aplicación de este tipo de solución de problemas está lejos de ser limitada a ejemplos físicos. ¿Es el sistema político la respuesta a nuestros problemas sociales? ¿Aborda las causas fundamentales en su diseño? ¿Son el dinero y el sistema de mercado los métodos óptimos para el progreso sostenible, la resolución de problemas y la manifestación del potencial económico? ¿De qué forma nuestra ciencia y tecnología aportan a la comprensión de las causas y efectos a nivel de la sociedad?

Más adelante veremos en detalle cómo estos entendimientos crean un tren de pensamiento  natural y claro con respecto a cuán mejor nuestro mundo podría ser si nos limitamos a seguir la lógica creada mediante el método científico para cumplir con nuestro objetivo común de sostenibilidad humana. Los mil millones de personas que se mueren de hambre en este planeta no lo hacen por alguna consecuencia natural inmutable de nuestra realidad física. Hay un montón de comida para todos. Es el sistema social, que tiene su propia lógica anticuada y artificial, que perpetúa esta atrocidad social, junto con muchas otras.[25. Las principales organizaciones internacionales han señalado que hay suficiente comida para todos y que el hambre no es causada por la falta de recursos (“What causes hunger”, n.d.). En combinación con las mejoras de eficiencia que se harán notar más en la Parte 3, la posibilidad de abundancia absoluta mundial de alimentos de la más alta calidad de nutrientes también es posible en la actualidad.]

Es importante señalar que el MZ no se ocupa de la promoción de parches, lo que desgraciadamente es lo que la gran mayoría de instituciones activistas están haciendo actualmente en el planeta.[26. Este comentario no pretende degradar a ninguna institución social con buenas intenciones trabajando para ayudar dentro de los límites del actual método socio-económico. Sin embargo, como se describe en la Parte 2, el modelo social actual restringe intrínsecamente una gran cantidad de posibilidades de prosperidad/solución de problemas, debido a su propio diseño y por tanto, hace que activistas e instituciones sociales eviten esta realidad y sólo pueden trabajar para ayudar a “parchar” los problemas y no a solucionarlos, ya que se originan en el sistema social mismo. Un ejemplo común son las organizaciones de caridad que desean proporcionar comida a los pobres. Estas organizaciones suelen no abordar el por qué esas personas son pobres, para comenzar y por lo tanto no están realmente trabajando para resolver los problemas de raíz.] Queremos promover el conjunto de soluciones de la más alta eficiencia disponibles en un momento dado  en el contexto más amplio, en consonancia con los procesos naturales, para mejorar la vida de todos, asegurando al mismo tiempo la integridad de nuestro hábitat. Queremos que todos entiendan este tren de pensamiento con claridad y desarrollen una identificación en sus valores con él. Al final, no existe una solución única, solamente el razonamiento empírico guiado por la ley natural que concluye soluciones y propósitos.

Bibliografía

Einstein, A. (1946). Atomic education urged by Einstein: Scientists in plea for $200,000 to promote new type of essential thinking. The New York Times.

Gilligan, J. (1997). Violence: Our deadliest epidemic and its causes. New York: Grosset/Putman.

Merva, M., & Fowles, R. (1993). Effects of diminished economic opportunities on social stress: Heart attacks, strokes, and crime. [University of Utah] Economic Policy Institute.

McLeish, B. (2012, marzo). Out of the Box: Prisons, Punishment and Profit. Conferencia presentada en el Z-Day 2012. Londres. Obtenido de: https://www.youtube.com/watch?v=MXNgpUMf4pQ

Reason, J. (2000). Human error: models and management. Bmj, 320 (7237), 768-770.

Kahane, C. J. (1996). Fatality reduction by air bags: Analyses of accident data through early 1996. US Department of Transportation, National Highway Traffic Safety Administration. Obtenido de: http://www.nhtsa.gov/cars/rules/regrev/evaluate/808470.html

Rong, B. (2011, abril 11). Google Engineer Claims Its Driverless Cars Could Save A Million Lives Every Year. Obtenido de http://www.autoguide.com/

Organización Mundial de la Salud. (2004). Informe mundial sobre prevención de los traumatismos causados por el tránsito. Obtenido de: http://www.who.int/violence_injury_prevention/publications/road_traffic/world_report/summary_es.pdf

Taylor, C. (2011, noviembre 10). Airbnb CEO: The future is about access, not ownership. Obtenido de: http://gigaom.com/

World Food Program. (n.d.). What causes hunger?. Obtenido de: http://www.wfp.org/hunger/causes


 <<< VISIÓN CIENTÍFICA DEL MUNDO | ÍNDICE | LÓGICA vs. PSICOLOGÍA >>>