Debido a las formulas en Gobierno Industrial, se recomienda leer la versión PDF

La política moderna es política de negocios. Esto es cierto tanto para la política exterior como para la doméstica. La legislación la vigilancia policial, la administración de justicia, el servicio militar y diplomático, todos están principalmente preocupados por las relaciones de negocios, intereses pecuniarios, y tienen algo relativamente superior a una influencia incidental en otros intereses humanos (Veblen, 1904, p. 269).

Gobernanza política vs. técnica

La naturaleza y el desarrollo del modelo de democracia representativa impulsado políticamente, la creación de legislación y la aplicación de la sanción de la ley, nacen a partir de tendencias inherentes a los actos de comercio e intercambio, que operan dentro de un orden social impulsado por la escasez. El desarrollo de esta regulación comercial y la razón de ser de la existencia de la “gobernabilidad del Estado” es bastante fácil de rastrear históricamente.

Después de la revolución neolítica, los patrones de la humanidad que alguna vez fueron nómadas cambiaron hacia una nueva tendencia a cultivar, asentarse y crear ciudades. La especialización floreció y el comercio era, por tanto, inevitable. Sin embargo, dada la posibilidad de desequilibrio y conflicto, ya que las poblaciones regionales crecieron y los recursos regionales, a menudo, se hicieron más escasos, se manifestó una práctica reguladora y de seguridad se manifestó para proteger la tierra, la propiedad, la integridad comercial de una comunidad, entre otras cosas similares.

El uso de un “ejército”, que está sancionado para proteger por decreto público, se convirtió en estándar, junto con un complejo autoritario autoridad legal o reglamentario adyacente, sancionado para dar esencialmente el poder a un grupo conjunto de funcionarios que facilitase la creación de este tipo de políticas, la aplicación de la ley, los juicios, imposición de castigos, etcétera.

Esto se menciona aquí, ya que existen muchas escuelas de pensamiento económico en el siglo XXI que hablan de la reducción o incluso de eliminación del aparato estatal en su totalidad, asumiendo falsamente que el Estado en sí mismo es una entidad separada y el culpable de los problemas actuales de la sociedad o de la ineficiencia economía. Sin embargo, en el otro lado del espectro de debate existe un clamor general para una mayor regulación estatal del mercado para garantizar límites mayores a la manipulación de los negocios y, por tanto, trabajar para evitar lo que se ha percibido a menudo como “capitalismo clientelista”.[1. Se define al capitalismo clientelista como “una descripción de la sociedad capitalista basada en las estrechas relaciones entre los empresarios y el Estado. En lugar de que el éxito esté determinado por el libre mercado y el Estado de Derecho, el éxito de una empresa depende del favoritismo que se muestra a ella por el gobierno en el poder en forma de exenciones fiscales, subvenciones del gobierno y otros incentivos” (Investopedia, n.d.). Es importante señalar que el Movimiento Zeitgeist no cree en esta distinción, dado que se asume falsamente que esa colusión es evitable. ] La verdad del asunto es que esta falsa y polarizante dualidad entre el Estado y el mercado es ciega a la verdadera causa de los problemas, sin darse cuenta de la sinergia del binomio Estado y mercado es, en realidad, un único sistema de poder trabajando conjuntamente.

Independientemente de los méritos de cualquier argumento específico a favor del “libre mercado” o a favor de la “regulación estatal”, todas las relaciones comerciales han requerido históricamente cierto nivel de mediación legal. Esto se debe a que todas las transacciones son una forma de competencia y toda competencia invita a la posibilidad de fraude o abuso, dada la presión natural de las circunstancias externas y la naturaleza de la propia supervivencia, dentro de los límites del mercado basado en la escasez. Cualquier forma de comercio que existe en esta visión del mundo que refuerza la escasez, pondrá de manifiesto el comportamiento deshonesto, también llamado “corrupto” constantemente. Está firmemente incentivado. El grado de corrupción incluso se convierte en una cuestión de opinión. La línea entre la visión para los negocios aceptados y la persuasión deshonesta y flagrante no es una distinción fácil de hacer hoy en día, hablando en términos generales.

Por tanto, algún tipo de poder predominante en la toma de decisiones siempre ha sido otorgado a algún grupo para mediar conflictos y esta es la semilla del poder gubernamental como lo conocemos. Lo irónico de toda esta circunstancia es que en un mundo donde todo es alimentado por el dinero; en un mundo donde, verdaderamente, todo está a la venta, la pronta corrupción de tal regulación o poder establecido también está garantizada, en un grado u otro.[2. El cabildeo corporativo, que es legal en todo el mundo, es un ejemplo perfecto. Es legal porque las instituciones comerciales son la columna vertebral del desarrollo económico. El gobierno gana ingresos a partir de impuestos y el nivel de ingresos proveniente de estos impuestos está ligada directamente a las empresas que contratan personas y venden bienes. Por lo tanto, es natural suponer que deben tener injerencia en las decisiones políticas, al menos en teoría. Sin embargo, el riesgo moral es obvio, ya que su intervención inevitablemente buscará servir a sus intereses comerciales. El gobierno civil es, en verdad, el gobierno empresarial.]

Dicho de otra manera, siempre habrá la necesidad de regular legalmente las transacciones en el mercado mediante alguna forma de institución pública de control social, y la ética del mercado siempre corromperá dicha regulación, hasta cierto punto, mediante la influencia del dinero porque el dinero y los negocios son lo que, de hecho, han que el mundo se mueva. Esto es de esperarse cuando todo el fundamento psicológico de la existencia se basa en la supervivencia a través de actos competitivos de interés propio, orientados por la supuesta escasez empírica universal, considerando además que no existen garantías estructurales reales que proporcionen cierta tranquilidad en la supervivencia a los miembros de la sociedad. Pensar que cualquier agencia reguladora no sería susceptible de tal corrupción; pensar que la política del Estado y, por lo tanto, la coerción no se pueden ‘comprar’ como cualquier otra mercancía, es negar el fundamento filosófico básico inherente a la noción de “libertad” del mercado.

Por lo tanto, quejarse de la regulación estatal o falta de ella es en definitiva una cuestión discutible en el amplio esquema del cambio social sostenible. El verdadero cambio social no se logrará por la preferencia ilusoria de uno de ellos sobre el otro. Sólo se logrará mediante la instalación de un sistema completamente diferente que elimine tanto al mercado como al Estado tal como lo conocemos, superando el enfoque estrecho y competitivo de administrar la escasez en el sistema actual de “ganarse la vida”, y moviéndonos hacia un enfoque donde se facilite la abundancia sostenible y se satisfagan las necesidades humanas directamente.

La siguiente información económica y de gestión representa una gran desviación de la corriente de desarrollo de la vida diaria tal como la conocemos, al menos cuando se trata de comercio y gestión social. Este modelo literalmente remueve el edificio de gobierno representativo y lo reemplaza con una especie de democracia participativa. Esta participación es mediada a través de métodos de comunicación digitales que pueden considerar los intereses de toda la comunidad en el cálculo, sea que se trate de intereses del llamado sector “público” o del sector “privado”. En realidad, no hay diferencia en el proceso de participación y, por tanto, ya no habría un sector público o uno privado.

La importancia de este tipo de gestión reside en varias áreas. Para empezar, asegura que las operaciones sociales humanas vayan acordes con los principios básicos de sostenibilidad necesarios para obtener una longevidad generacional, al tiempo que mantiene un enfoque en la producción de bienes estratégicos necesarios mediante la capacidad técnica más eficiente conocida en el momento de la producción. Dicha gestión también busca remover los bastos incentivos y necesidad de comportamientos corruptos, abusos y la colusión de corporaciones y gobiernos que ha plagado a la civilización desde la antigüedad. La búsqueda activa de abundancia a través de estos medios sostenibles asegura no sólo la supervivencia y la eficiencia, sino también la estabilidad, facilidad y un estado más elevado de la salud pública a gran escala.

Modelo económico

Un modelo económico es un construcción teórica que representa procesos componentes de un conjunto de variables o funciones, que describen las relaciones lógicas entre ellos. Si uno ha estudiado modelaje económico de economías tradicionales o basadas en el mercado, una gran cantidad de tiempo a menudo se gasta en cosas tales como las tendencias de precios, patrones de comportamiento, la inflación, el mercado de trabajo, las fluctuaciones monetarias, y así sucesivamente.

 Rara vez, o nunca, se dice algo acerca de la salud pública o ecológica. ¿Por qué? – Porque el mercado es ciego ante la vida y está desvinculado de la ciencia real de apoyo a la vida y a la sostenibilidad. Es un sistema de proxy que se basa sólo en torno al acto de preferencias de intercambio.

La mejor manera de pensar acerca de una EBRLN no es en los términos tradicionales de cualquier forma de modelo económico de mercado común hoy en día. En cambio, este modelo puede ser comprendido mejor como un sistema avanzado de producción, distribución y gestión, del cual se hace participar democráticamente al público, a través de una especia de economía participativa.

Este tipo de enfoque facilita los procesos de aportación, como propuestas de diseño y evaluación de la demanda, a la vez que filtra todas las acciones a través de lo que podríamos llamar los protocolos de sostenibilidad y eficiencia. Estos protocolos son las reglas básicas de acción industrial establecidas por la ley natural, no la opinión humana. Como se ha señalado, ninguno de estos dos intereses es estructuralmente inherente al modelo capitalista.

Objetivos, mitos y descripción general

Todos los sistemas económicos tienen objetivos estructurales y muchas veces estos objetivos no son exactamente evidentes en los principios de las teorías establecidas. El sistema de mercado y una EBRLN tienen objetivos estructurales muy diferentes.

  • Los objetivos estructurales del capitalismo de mercado son el crecimiento y mantener las tasas de consumo lo suficientemente altas para mantener a una cantidad dada de personas empleadas en un momento dado. Del mismo modo, el propio empleo requiere de una cultura de ineficiencia (real o percibida), lo que a menudo significa la preservación de la escasez.
  • El objetivo de una EBRLN es optimizar la eficiencia técnica y crear el más alto nivel de abundancia que sea posible, dentro de los límites de la sostenibilidad terrestre, buscando satisfacer directamente las necesidades humanas.

Una vez señalado esto, hay una serie de suposiciones, mitos y confusiones que han surgido con el tiempo que merece la pena abordar por adelantado. La primera es la idea de que este modelo es centralmente planificado. Lo que esto supone, en base a los precedentes históricos, es que un grupo de élite va a tomar las decisiones económicas de la sociedad.

Una EBRLN no se planifica de forma centralizada. Es un sistema de diseño colaborativo (SDC). Se basa enteramente en la interacción pública, facilitada por sistemas programados de acceso libre, que permiten una retroalimentación dinámica constante del público sobre cualquier asunto industrial determinado, ya sea personal o social.

Ante esto, otra queja que surge a manera de pregunta es “pero ¿quién programas al sistema?”, que nuevamente asume que un interés elitista podría existir detrás de los programas de software de mediación (como revisaremos en este ensayo). La respuesta, por extraño que pueda parecer, es: todos y nadie. Dado que las reglas tangibles de las leyes de la naturaleza se aplican a la sostenibilidad ambiental y la eficiencia de ingeniería, estas son un marco de referencia objetivo. Los matices pueden cambiar hasta cierto punto en el tiempo, pero los principios generales de la eficiencia y la sostenibilidad permanecen, ya que se derivan de la física básica, junto con varios miles de años de historia registrada, gracias a la cual hemos sido capaces de reconocer los patrones básicos, pero críticos, en la naturaleza.

Por otra parte, el código de programación utilizado por este sistema interactivo estaría disponible en una plataforma de código abierto para las aportaciones y críticas del público. De hecho, el sistema se basa enteramente en la inteligencia de la mente de grupo y su cualidad de software libre ayudará a traer a la superficie todos los intereses viables para consideración pública, de manera absolutamente transparente.

Otra confusión rodea un concepto que se ha convertido, para muchos, en la diferencia conceptual entre el capitalismo y la mayoría de los modelos sociales históricamente propuestos. Tiene que ver con que los medios de producción sean o no propiedad privada. Los medios de producción se refiere a los activos no humanos que crean bienes, tales como maquinaria, herramientas, fábricas, oficinas y similares. En el capitalismo, el capitalista posee los medios de producción, por definición histórica.

Existe una constante argumentación, que se ha mantenido por más de un siglo, que dice que cualquier sistema cuyos medios de producción no sean propiedad privada y que no utilice a la moneda como mecanismo de información, no será tan económicamente eficiente como uno en donde sí sea así. Esto, según el argumento, es debido a la utilización del mecanismo de precios (Von Mises, 1990, p. 26-33).

El precio tiene a su favor la capacidad de crear valor de cambio entre prácticamente cualquier conjunto de bienes debido a su divisibilidad. Esto crea un mecanismo de retroalimentación que conecta todo el sistema de mercado de una manera específica. El precio, la propiedad y el dinero trabajan juntos para traducir las preferencias subjetivas de demanda en valores de cambio semi-objetivos. La noción de “semi” se emplea aquí, ya que es sólo una medida culturalmente relativa, en la cual están ausentes casi todos los factores que dan la verdadera calidad técnica a un material, bien o proceso dado.

Podría decirse que el único dato técnico tangible del precio que encarna, con crudeza, la realidad se refiere a una escasez de recursos y a la energía/complejidad del trabajo puesta en la creación de un determinado bien. Tenga esto en cuenta, ya que estas dos variables de valor se abordarán en este ensayo cuando hablemos del cálculo no orientado hacia el precio.

Una vez considerado esto, la pregunta que surge de forma razonable es: ¿podemos crear un sistema que pueda facilitar una retroalimentación más eficiente con respecto a las preferencias del consumidor, la demanda, el valor del trabajo y la escasez de los recursos o componentes, sin el sistema de precios, los valores subjetivos de propiedad o el intercambio mercantil? La respuesta es sí. La solución moderna es la completa eliminación del intercambio y la creación de un enlace directo de control y retroalimentación entre el consumidor y los medios de producción. El consumidor, de hecho, se vuelve parte de los medios de producción y del complejo industrial en conjunto, ya que este se convierte en una herramienta que es accedida por el público, a voluntad, para generar bienes.

La mayoría de las personas hoy en día probablemente poseen una impresora de papel sencilla conectada a un ordenador personal. Cuando se envía un archivo a imprimir desde el ordenador, el usuario tiene el control de una versión en miniatura de un medio de producción. De igual manera, en algunas ciudades de hoy, ya existen laboratorios de impresión en 3D, donde la gente de la comunidad puede enviar su diseño en 3D y utilizar estas máquinas para imprimir lo que ellos necesitan en forma física. El modelo que se presenta aquí es una idea similar. El siguiente paso al escalar en este proceso es la creación de un complejo industrial automatizado, tan localizado como sea posible, que está diseñado para producir el promedio de la demanda encontrada en cualquier región dada. Como se describirá posteriormente, esto es muy factible dado el estado actual de la tecnología y la tendencias de efemeralización a mano.

Imaginemos, por ejemplo, una tienda de ropa, excepto que no se organiza como una tienda actual. Es una casa de impresión textil multiusos. Encuentras el diseño en el que estás interesado en línea, junto con los materiales que prefieres y otras personalizaciones, e imprimes esa prenda de vestir “a la carta” en dicha instalación. Pensemos por un momento cuánto espacio de almacenamiento, energía para transporte y residuos innecesarios se eliminarían mediante este enfoque si prácticamente podría ser creado a la carta, elaborado por sistemas automatizados que pueden producir continuamente una variedad cada vez mayor de productos, a partir de medios de fabricación cada vez más pequeños.

En verdad, la falacia de esta objeción sobre la “propiedad privada de los medios de producción” es un desfase cultural. Hoy en día, la industria está siendo testigo de una fusión de los bienes de capital, bienes de consumo y la fuerza de trabajo. Las máquinas están apoderándose de la fuerza de trabajo humana, convirtiéndose en bienes de capital, al tiempo que se vuelven cada vez más pequeñas, para finalmente convertirse en bienes de consumo. El resultado es un complejo industrial cada vez más pequeño y optimizado que puede hacer más y más con cada vez menos.

Vale la pena mencionar que la automatización del trabajo ahora está haciendo de la históricamente notable “teoría del valor-trabajo’ algo cada vez más discutible. Si bien aún se reconoce dentro del proceso a la energía de trabajo que se dedica a la producción de un determinado bien, actualmente esta ya no tiene una correlación cuantificable má. Hoy en día, las máquinas diseñan y fabrican máquina. Si bien la creación inicial de una máquina podría, en este momento, requerir una gran cantidad de planificación humana y de nuestra participación en la construcción inicial, una vez puesto en marcha, hay una disminución constante en la transferencia del valor-trabajo en el tiempo.

Estructura y procesos

Figura 1. Esquema de bloques del proceso del sistema

Figura 1. Esquema de bloques del proceso del sistema

[pmath size=24]fP=Ediseno+Ep+Edistribucion+Er=max[/pmath]
Figura 2. Proceso del sistema como expresión

Tabla 1. Símbolos lógicos y descripción

Tabla 1. Símbolos lógicos y descripción

Como se describirá detalladamente por sección, la Figura 1 muestra el esquema lineal del proceso industrial, moviéndose del diseño a la producción, a la distribución y al reciclado. La Figura 2 muestra cómo una optimización de tal eficiencia puede considerarse desde un punto de vista matemático, como una minimización o maximización de una función.

Debido a que estamos hablando de la eficiencia, podemos considerar el problema como una maximización de la función de producción. La Tabla 1 se compone de símbolos y descripciones que se utilizarán en las siguientes explicaciones. Es importante tener en cuenta que no todos los atributos serán cubiertos en este texto. Este ensayo y las fórmulas sugeridas son sólo un punto de partida para el cálculo, destacando los atributos primordiales para su consideración. Un cálculo algorítmico completo que tenga en cuenta todos los subprocesos relacionados en términos de la vida real requeriría una enorme tratamiento de texto y programación; y es probable que ocurra en un apéndice de una futura edición de este texto, que es considerado un proyecto en desarrollo.

Interfaz de diseño colaborativo

El punto de partida para la interacción en una EBRLN es la IDC, o interfaz de diseño colaborativo. La IDC podría ser considerada como el nuevo “mercado” o el mercado de las ideas y diseños. El diseño es el primer paso de cualquier interés de producción y esta interfaz puede ser utilizada por una sola persona, por un equipo o por todos. Es libre y de código abierto y se implementaría en forma de una interfaz web.

La noción de mercado se expresa aquí no para confundirla con la noción de comercio, sino más bien para englobar la idea de compartir y la toma de decisiones de grupo. Al igual que en el mercado tradicional de las ventas, hay un comportamiento grupal tipo enjambre que toma las decisiones con respecto a qué bienes se desarrollarán (demanda) y qué bienes perecerán (falta de demanda). En cierto sentido, este proceso democrático es abrazado en una EBRLN, pero por diferentes medios.

Por otra parte, todos los diseños presentados, sea que estén finalizados o en proceso de creación, se almacenan en una base de datos de acceso abierto. Esta base de datos hace pone a disposición del público todos los diseños para que otros puedan usarlos o basarse e ellos para la creación de nuevos prototipos. Es similar a un catálogo de productos tradicionales se encuentran comúnmente hoy en día, excepto que contiene diseños digitales que pueden enviarse para producción en cualquier momento, bajo demanda.

Este sistema de creación de diseños y propuestas es nuestra forma de evaluar la demanda. En lugar de la publicidad tradicional y del sistema unidireccional de proposición de bienes para consumo ? donde las empresas trabajan para persuadir al consumidor en cuanto a lo que deben comprar, y donde el público principalmente les sigue la corriente, al favorecer o no al bien, componente o característica elegido por cierta empresa mediante el acto de comprar ? este sistema funciona de manera opuesta, más incluyente y democrática.

En este nuevo enfoque de diseño de fuente abierta, toda la comunidad mundial tiene la opción de presentar ideas para que todos las vean, evalúen y construyan sobre esos diseños, aprovechando el poder de la experiencia colectiva y del conocimiento global. El mecanismo de la IDC vendría en la forma de una interfaz interactiva, tal como lo vemos comúnmente hoy en día con el diseño asistido por ordenador (CAD por sus siglas en inglés) o ingeniería asistida por ordenador de software (CAE por sus siglas en inglés). En resumen, estos programas son capaces de crear y representar digitalmente el diseño determinado de cualquier producto, conteniendo toda la información en cuanto a cómo debe hacerse la fabricación física final.

Figura 3. Ejemplo de diseño de una interfaz CAD

Figura 3. Ejemplo de diseño de una interfaz CAD

Como acotación al margen, al considerar los requisitos educativos para participar en este tipo de interfaz, muchos podrían estar preocupados por la complejidad de uso. Naturalmente, el diseñador más dedicado desarrollará las habilidades necesarias en cualquier grado de dificultad, mientras esté interesado, para el usuario más casual, se pueden utilizar diferentes grados de complejidad en la interfaz, según el grado de destreza. Esta interfaz más amigable se puede desarrollar de una manera similar a cómo se dio el desarrollo de los ordenadores personales a partir de la transición desde las complejas interfaces de codificación de sistemas cerrados con instrucciones de entrada análogas, al sistema simplificado y ahora ubicuo de iconos de interfaz gráfica, que permite a los usuarios operar de forma más intuitiva. Los futuros programas de tipo CAD/CAE probablemente van a evolucionar de la misma manera, haciendo al proceso interactivo mucho más accesible.

En muchos casos, dado que las bases de datos siempre se rellenan con diseños actuales existentes, la práctica consistirá en construir sobre el trabajo de otros. Por ejemplo, si un ingeniero está interesado en la optimización de un teléfono celular, tienen la opción de construir sobre el diseño de producto de cualquier teléfono presente en la base de datos, en lugar de empezar desde cero.

El beneficio de esto como una plataforma de colaboración no puede enfatizarse lo suficiente. En lugar de limitar los insumos para el diseño a, por ejemplo, un comité de ingenieros y vendedores, como es práctica común hoy en día, literalmente, millones de mentes pueden unirse para acelerar cualquier idea dada en este enfoque. Este nuevo sistema de incentivos también asegura que todos los interesados en el bien recibirán las optimizaciones producto de otras aportaciones, entonces el interés personal se vincula directamente con el interés social.

Además, dadas las tendencias de hoy, es probable que no todo el mundo quiera o necesite ser un diseñador. Muchas personas estarán satisfechas con lo que otros hayan puesto en marcha, personalizando un detalle aquí o allá. Actualmente, un porcentaje muy pequeño de la población realmente crea y diseña la tecnología y bienes dominantes que utilizamos; y esta especialización puede continuar de forma natural en el futuro hasta cierto punto, a pesar de que es beneficioso para todo el mundo si más mentes se reúnen. Si el sistema educativo se desviara lejos del aprendizaje de memoria y de su base anticuado originada en el orden social del siglo XIX, podríamos ver una explosión de información y creatividad.

Un componente muy importante de los programas de diseño e ingeniería de hoy es la forma en que pueden incorporar física avanzada y otras propiedades de la ley natural conjuntamente con el diseño piloto propuesto. En otras palabras, el bien no es sólo visible en un modelo visual estático con propiedades indicadas, sino que también se puede poner a prueba en la misma plataforma, hasta cierto grado.

Por ejemplo, todos los nuevos diseños de automóviles, mucho antes de que se construyan físicamente, son procesados a través de pruebas digitales complejas que ayudan a fortalecer la integridad del diseño (Keenan, 1995). Con el tiempo, no hay ninguna razón para pensar que no vamos a ser capaces de representar digitalmente y simular para pruebas virtuales, la mayoría de las leyes conocidas de la naturaleza, aplicadas en diferentes contextos.

Estándares de eficiencia optimizada

Los estándares de eficiencia son normas que un determinado diseño debe cumplir. Esta evaluación se calculará automáticamente, o algorítmicamente, mediante la programación de los SDC. Esto también puede ser considerado como un proceso de filtrado.

En resumen, cualquier diseño propuesto se filtra digitalmente a través de una serie de protocolos de sostenibilidad y eficiencia que se refieren no sólo a la situación de los recursos existentes, sino también al desempeño actual del sistema industrial en conjunto. Estos incluyen los siguientes estándares de eficiencia:[3. Ten en cuenta que estos protocolos también se abordaron en el ensayo verdaderos factores económicos, en el contexto de “componentes microeconómicos”, con una variación leve en el idioma.]

  1. Durabilidad maximizada estratégicamente
  2. Adaptabilidad maximizada estratégicamente
  3. Normalización estratégica de componentes de género
  4. Conducencia al reciclaje estratégicamente integrada
  5. Conducencia estratégica a la automatización del trabajo
Figura 4. Lógica simbólica para la función eficiencia optimizada de diseño.

Figura 4. Lógica simbólica para la función eficiencia optimizada de diseño.

Como se muestra en la figura 4, la eficiencia del diseño (Ediseño) es uno de los principales factores que pueden afectar la eficiencia global del proceso de fabricación y distribución. Esta eficiencia en el diseño depende de varios factores clave, que pueden ser llamados estándares actuales de eficiencia Captura de pantalla de 2015-01-13 14:01:48. Aquí el índice (i) corresponde a alguna norma en particular.

Cada estándar será explorado, en términos generales, de la siguiente manera, ampliando en ciertos casos con respecto a la lógica simbólica asociada, en aras de la claridad.

  1. La durabilidad maximizada estratégicamente significa hacer el bien tan fuerte y duradero como sea pertinente. Los materiales utilizados, suponiendo posibles sustituciones debido a los niveles de escasez u otros factores, se calculan dinámicamente, probablemente automáticamente por el sistema de diseño, para ser más conducente a un nivel optimizado de durabilidad.
    La maximización de la durabilidad (td) puede considerarse como un asunto de optimización local. Puede analizarse al introducir los factores(di) que la afectan, donde Captura de pantalla de 2015-01-13 13:56:21 son valores óptimos de los factores.
    Captura de pantalla de 2015-01-13 14:03:22
  2. La adaptabilidad maximizada estratégicamente (Adiseño) significa el estado más alto de flexibilidad para reemplazar las partes con las cuales están elaborados los componentes. En el caso de que un componente de un bien se volviera defectuoso o caducase, el diseño facilita que tales componentes se reemplacen fácilmente para maximizar el ciclo de vida del producto, evitando siempre la sustitución completa del bien.
    1. La normalización estratégica de componentes de género Captura de pantalla de 2015-01-13 14:04:10 significa que, bajo el principio de eficiencia comparativa, los materiales deben ser adaptados o reemplazados continuamente. Esta lógica no se debe aplicar a un producto en específico, se debe aplicar a todo un género de bienes, cuando sea posible.
      Captura de pantalla de 2015-01-13 14:05:23
      La meta es minimizar el número total de componentes de género (Nc). En otras palabras, la normalización del proceso permitirá la reducción de Nc al mínimo posible.
  3. Conducencia al reciclaje (Cr) significa que cada diseño debe ajustarse al potencial de regeneración del momento dado. La descomposición de cualquier bien debe preverse en el diseño inicial para permitir que suceda de manera óptima.
  4. Conducencia estratégica a la automatización del trabajo significa que también se toma en cuenta el estado óptimo de la producción automatizada, tratando de perfeccionar el diseño para que sea más propicio a la producción con la menor cantidad de complejidad, trabajo humano o monitorización. Buscamos simplificar la forma en que los materiales y medios de producción son utilizados para que el número máximo de bienes pueda producirse con la menor variación de los materiales y equipos de producción.
    Esto se describe como labor humana (HL) y labor automatizada (AL). La meta es minimizar la interacción humana con el proceso de producción. Esto se puede escribir como:
    Captura de pantalla de 2015-01-13 14:06:44
    Usando esta ecuación, también podríamos escribir una condición más simple:
    Captura de pantalla de 2015-01-13 14:06:56
    donde li son factores que influyen en el trabajo humano y automatizado.

Entonces, regresando a la Figura 4, esta función de eficiencia optimizada de diseño puede ser descrita mediante una función fdiseño  donde td es durabilidad, Adiseño  es adaptabilidad, Cres  conducencia a la reciclabilidad,  Nc es el número mínimo de componentes de género y HL es la labor humana.

La red industrial

Figura 5. Esquema de la red industrial

Figura 5. Esquema de la red industrial

Servidores de diseño

Estos servidores informáticos conectan la base de datos de diseño con diseñadores y consumidores, son actualizados con datos físicos relevantes que guían el proceso de creación de productos hacia la forma más sostenible y eficiente.

Como se ha señalado, la IDC (o interfaz de diseño colaborativo) es un programa de software libre y de código abierto que facilita el diseño colectivo, asistido por ordenador, procesando cada paso a través de una serie de filtros de eficiencia y sostenibilidad (véase Figura 4) que aseguran un diseño optimizado. Estos diseños son probados en tiempo real, digitalmente, y en la mayoría de los casos, existe la buena voluntad para que otros obtengan en línea, bajo pedido, o para su uso, un modelo preliminar sobre el que se pueden construir nuevas ideas.

Instalaciones de fabricación

Estas estructuras facilitan la fabricación real de un diseño dado. Estos evolucionarían como fábricas automatizadas que cada vez son capaces de producir más con menos insumos materiales y menos configuraciones de la máquina. Si existiera el interés de superar conscientemente las complejidades innecesarias del diseño, podemos avanzar en esta tendencia de eficiencia con un impacto medioambiental cada vez más bajo y un uso de recursos por tarea cada vez menor, al tiempo que maximizamos nuestro potencial para producir abundancia.

Las instalaciones de producción, sean homogéneas o heterogéneas, se distribuirán topográficamente en base a las estadísticas de población, de forma no muy diferente a cómo las tiendas de abarrotes de hoy tratan de promedias distancias entre los bolsillos de la gente alrededor de los barrios. Esta es la estrategia de proximidad, que será revisada en este ensayo.

Instalaciones de distribución

La distribución puede ocurrir ya sea directamente desde la instalación de producción, como en el caso de la producción de productos únicos bajo demanda, o desde una biblioteca de distribución para el acceso del público en masa, en base al interés de la demanda regional.

Algunos bienes tenderán a una baja demanda y producción bajo pedido, otros no. La comida es el ejemplo más fácil de una necesidad de producción en masa, mientras que una pieza de mobiliario adaptado personalmente vendría directamente de la fábrica una vez creado.

Vale la pena reiterar que, independientemente de si la mercancía se clasifica para ir a una biblioteca o directamente a un usuario, éste sigue siendo un ‘sistema de acceso’. En otras palabras, en cualquier momento, el usuario del bien, personalizado o producido en masa, puede devolver el artículo para el reprocesamiento o de reposición de existencias.

Instalaciones de reciclaje

Las instalaciones de reciclaje probablemente existiría como parte de la instalación de producción, permitiendo el acceso a las piezas devueltas para la actualización y reelaboración. Como se señala en el protocolo de diseño, todos los bienes han sido pre-optimizados para ser ‘conducentes al reciclaje’. El objetivo aquí es una economía de cero residuos. Tanto si se trata de un teléfono, un sofá, una computadora, una chaqueta, o un libro, todo vuelve a una planta de reciclaje, probablemente el punto de origen, que re-procesará directamente cualquier artículo lo mejor que pueda.

Por supuesto, un artículo se puede devolver en otro lugar si es necesario; los centros de producción y reciclaje integrados y estandarizados, habiendo sido concebido como un sistema completo, compatible y holístico, serían capaces de manejar mercancías devueltas de forma óptima, este no es el caso hoy en día.

Recursos globales y sistema de administración

Estas cuatro instalaciones están también conectadas, en un grado u otro, a una red de Gestión de Recursos Mundiales (GRM), que es un sistema de sensores y medición que proporciona retroalimentación e información sobre el estado actual de las materias primas y el medio ambiente.

Gestión de Recursos, evaluación y calidad

Como se ha señalado, este proceso de diseño e ingeniería asistida por ordenador no existe en el vacío; no procesa diseños sin información sobre la situación actual del planeta y sus recursos. Conectado con el proceso de diseño, literalmente incorporado dentro de la función señalada de eficiencia optimizada de diseño, está la retroalimentación dinámica de un sistema de contabilidad de la Tierra que da datos sobre todos los recursos pertinentes que se refieren a todas las cadenas de producción.

Para cualquier grado técnicamente posible, todas las materias primas y los recursos relacionados son rastreados y monitorizados, en lo más cercano al tiempo real como sea posible. Esto es principalmente porque mantiene el equilibrio con los procesos regenerativos de la Tierra, mientras que también trabaja estratégicamente para maximizar el uso de los materiales más abundantes, y reducir al mínimo cualquier cosa con escasez emergente, es un cálculo de eficiencia crítico. Esta es la finalidad del sistema de Gestión de Recursos Mundiales antes mencionado.

En cuanto a cálculo del valor, tal vez las dos medidas más importantes que, en base a la retroalimentación del sistema, serán sometidas a un constante recálculo dinámico a medida que la industria se desarrolla, es el nivel de (a) escasez y el grado de (b) complejidad del trabajo.

Valor de escasez

El valor de escasez se puede asignar mediante un valor numérico, entre uno y cien. Uno denotaría la escasez más severa con respecto a la tasa actual de uso y 100 la menos grave. 50 sería la línea divisoria de estado estacionario. El valor de la escasez de cualquier recurso dado existiría en algún valor a lo largo de esta línea, que se actualiza dinámicamente a través de la Red de Gestión de Recursos Mundiales.

Figura 6. Rango de escasez

Figura 6. Rango de escasez

Por ejemplo, si el uso de la madera baja del nivel de estado estacionario de 50, lo que significaría que el consumo está superando la tasa de regeneración natural de la Tierra, esto daría lugar a un movimiento contrario de algún tipo, tales como el proceso de sustitución de materiales o la búsqueda un sustituto de la madera en las producciones futuras.

En cuanto a una evaluación comparativa, en un sistema de mercado el mecanismo de precios se utiliza para decidir qué material es más rentable, asumiendo que un precio determinado ya habría tomado en cuenta la información técnica relevante o, en este caso, el problema de la escasez.

Este nuevo enfoque, en lugar de utilizar los precios para comparar o evaluar el valor, da cuenta de una calidad técnica dada directamente por una cuantificación comparativa. En el caso de las preocupaciones sobre la escasez, lo mejor es organizar géneros o grupos de materiales de uso similares y cuantificar, en el mayor grado posible, sus propiedades y los grados de eficiencia para un propósito particular relacionado. Entonces, un espectro general de valor numérico se aplica a esas relaciones.

Por ejemplo, hay un espectro de metales que tienen diferentes eficiencias para la conductividad eléctrica. Estas eficiencias se pueden cuantificar físicamente y sus valores pueden ser comparados. Así que, si el cobre, un metal conductor, está por debajo del valor de equilibrio con respecto a su escasez (50), se disparan cálculos en el programa de gestión para comparar el estado de otros materiales conducentes, su nivel de escasez y su nivel de eficiencia, preparándose para la sustitución.

Este es sólo un ejemplo y, naturalmente, este tipo de razonamiento podría llegar a ser extremadamente complicado en función de los problemas materiales y fines planteados. Sin embargo, esa es exactamente la razón por la que el cálculo será realizado por una máquina, no por la gente. La mente humana, de forma individual u organizada en grupos grandes, simplemente no puede procesar con eficacia estos datos. Además, es importante señalar que este tipo de cálculo de valor directo, en torno a un propósito, condiciones favorables y la sostenibilidad, eclipsa drásticamente el mecanismo de precios, cuando hablamos de una verdadera conciencia sobre los recursos y de su gestión inteligente en el cálculo.

Complejidad del trabajo

Asimismo, la complejidad del trabajo y su evaluación simplemente es estimar la complejidad de una producción dada y estimar un valor numérico basado en el grado de complejidad del proceso. La complejidad, en el contexto de una industria orientada a la automatización, se puede cuantificar mediante la definición y la comparación del número de etapas de un proceso dado. La producción de cualquier bien dado puede ser prefigurada en base al número de etapas de procesamiento de la producción. A continuación, puede ser comparado con otros procesos de producción de bienes, idealmente en un género similar, para una evaluación cuantificable. En otras palabras, las unidades de medida son estas etapas.

Por ejemplo, una silla que se puede moldear en tres minutos, a partir de polímeros simples en un solo proceso, tendrá un valor inferior de complejidad de trabajo que una silla que requiere montaje por una cadena de producción automatizada más compleja que usa materiales mixtos. En el caso de que el valor determinado de un proceso sea demasiado complejo y, por lo tanto, relativamente ineficiente en términos de lo que es posible en la actualidad (en comparación con un diseño ya existente de la misma naturaleza), el diseño sería marcado como inapropiado y necesitaría, por tanto, ser reevaluado.

Tales ajustes y alertas vendrían en forma de retroalimentación desde la interfaz de diseño, durante la etapa de diseño. Tampoco hay razón para no suponer que con el avance continuo en inteligencia artificial, el sistema podría retroalimentarnos con sugerencias, o incluso soluciones directas para una eficacia determinada o problema de sostenibilidad, en tiempo real.

Diseño del cálculo

Un tutorial de este proceso general, lineal se expresa a continuación. Habrá un poco de repetición aquí en aras de la claridad. Si tuviéramos que mirar a un buen diseño de la manera más amplia posible con respecto al desarrollo industrial, terminamos con cerca de cuatro funciones o procesos, cada una relacionada con las cuatro etapas lineales dominantes, incluyendo el diseño, producción, distribución y reciclaje. Cada uno de estos procesos está ligado directamente al sistema de Gestión de Recursos Mundiales que proporciona información de valor que ayuda en el aparato regulador para garantizar la eficiencia y la sostenibilidad.

Todos los diseños de producto deben adaptarse a:

  1. Eficiencia de diseño optimizada
  2. Eficiencia de producción optimizada
  3. Eficiencia de distribución optimizada
  4. Eficiencia de reciclaje optimizada
Figura 1 (repetida). Esquema de bloques del proceso del sistema

Figura 1 (repetida). Esquema de bloques del proceso del sistema

Eficiencia de diseño optimizada

Un diseño de producto debe cumplir o adaptarse a los criterios establecidos por normas actuales de eficiencia (Captura de pantalla de 2015-01-13 14:01:48), estas tienen cinco sub-procesos de evaluación, según lo expresado anteriormente:

 Captura de pantalla de 2015-01-13 14:18:37

Tengan en cuenta que un mayor desglose de cada uno de estos sub-procesos y asociaciones lógicas pueden ser realizadas figurativamente a un nivel cada vez menor. Sin embargo, como se señaló, esta expresión es el nivel superior por el cual se orientan todos los demás subprocesos. No está dentro del alcance de este texto el proporcionar todos los atributos de un algoritmo de trabajo. Asimismo, no se implica aquí que los parámetros expresados son absolutos o completos.

Eficiencia de producción optimizada

Los parámetros de este filtro pueden cambiar en función de la naturaleza de las instalaciones y el grado de variación de la máquina en la producción (automatización fija vs. automatización flexible)[3. La automatización fija, también conocida como automatización dura, se refiere a una planta de producción automatizada en la que la secuencia de procesamiento de operaciones se fija mediante la configuración del equipo. Es rápida, pero tiene una menor variación en la capacidad de productos de diseño. La automatización flexible puede crear más variación, pero la desventaja es el tiempo requerido para reprogramar y cambiar el equipo de producción. Estos términos relativos al diseño de la planta son comunes a la industria manufacturera y robótica.] requerida en un momento dado. Se distinguen dos tipos de instalaciones: una para la alta demanda o producción en masa y otro para baja demanda, productos a medida o requeridos en un corto plazo.

Figura 7. Dividiendo entre baja y alta. Aplicación del proceso de determinación de tipo de demanda

Figura 7. Dividiendo entre baja y alta. Aplicación del proceso de determinación de tipo de demanda

La determinación de la clase se hace dividiendo las instalaciones (DS) de destino en base a la naturaleza de los requisitos de producción. Si el objetivo es la producción de bienes de alta demanda se utiliza la automatización fija: A(ai), es decir, métodos de producción invariables ideales para la alta demanda (producción en masa). Si es objetivo es la creación de bienes bajo demanda se utiliza la automatización flexible: Captura de pantalla de 2015-01-13 14:21:42, que puede hacer una variedad de cosas, pero por lo general en procesos más lentos.

Este esquema supone que sólo se necesitan dos tipos de instalaciones. Podría haber más tipos de instalaciones en base a factores de producción, generando más condiciones de división. Sin embargo, si se respetan las normas de diseño, no debería haber demasiada variación en el tiempo ya que la intención es siempre la de reducir y simplificar.

Para expresar el proceso (Figura 7) en forma lineal: Todos los diseños de productos son filtrados por un proceso de determinación de tipo de demanda. El proceso de determinación de tipo de demanda filtra en base de las normas establecidas para baja demanda o alta demanda. Todos los diseños de producto con baja demanda del consumidor han de ser fabricados por el proceso de automatización flexible. Todos los diseños de producto con alta demanda del consumidor han de ser fabricados mediante el proceso de automatización fija. Asimismo, tanto la fabricación de diseños de productos de baja demanda del consumidor y de alta demanda del consumidor serán asignados regionalmente usando la estrategia de proximidad (dp) de las instalaciones de fabricación.

Eficiencia de distribución optimizada

Una vez que el proceso 2 está terminado, el diseño del producto se convierte en un producto y avanza al filtro de eficiencia de distribución optimizada. En resumen, todos los productos se asignan en función de su determinación de tipo de demanda previa. Los productos con baja demanda del consumidor siguen el proceso de distribución directa. Los productos con alta demanda del consumidor siguen el proceso de distribución en masa, que probablemente serían las bibliotecas, antes mencionados. Tanto los productos de baja demanda del consumidor como de alta demanda del consumidor serán asignados regionalmente usando la estrategia de proximidad, como antes.

Figura 8. Ilustración de los esquemas de distribución. a.- Distribución directa en caso de baja demanda (izquierda) b.- Distribución masiva en caso de alta demanda (derecha)

Figura 8. Ilustración de los esquemas de distribución.
a.- Distribución directa en caso de baja demanda (izquierda)
b.- Distribución masiva en caso de alta demanda (derecha)

En el caso de baja demanda del consumidor (DC<DS) el esquema de distribución es directo (Figura 8a). En este caso el producto va directamente al consumidor sin la ayuda de la red de intermediarios.

En el caso de alta demanda del consumidor (DC>DS) el esquema de distribución es masivo (Figura 8b). En este caso el producto va a instalaciones intermedias, similares a bibliotecas (Di) para interactuar con los potenciales consumidores (Ci).

Al igual que en las consideraciones de eficiencia de producción, en el caso de eficiencia de distribución (Edistribución), para la demanda baja y alta, el proceso de distribución será optimizado en términos de la distancia a las instalaciones existentes (ddistribución). En este caso, las instalaciones son lugares en la distribución regional (bibliotecas), con base en el nivel de la demanda en la región, es decir en base a la estrategia de proximidad (dp).

Eficiencia de reciclaje optimizada

Después de la distribución, el producto luego atraviesa su ciclo de vida. Una vez que termina su ciclo de vida, el producto se convierte en “vacío” y se mueve al proceso 4, o filtro de eficiencia de reciclaje optimizada. En resumen, todos los productos evacuados seguirán el protocolo regenerativo (Preg) vigente. Este protocolo abarca los estándares empleados en ese momento para garantizar la reutilización optimizada o reincorporación de cualquier bien o componente dado. Naturalmente, los subprocesos de esto son vastos y complejos y es el rol de los ingenieros, mediante el entendimiento de las leyes natural físicas, el entender exactamente qué parámetros serán establecidos.

La economía doméstica

El esquema anterior respecto a los procesos sostenibles y técnicamente eficientes, optimizados dinámicamente para obtener la mayor estabilidad y maximizar el potencial de cualquier operación económica determinada, es a la vez muy complejo en detalle y engañosamente simple en teoría.

El tedio de la creación de un algoritmo industrial completo que sirva de filtro regulador de la ley natural, mediante el cual la humanidad pueda asegurar las mejores prácticas técnicas optimizadas, es sin duda un proyecto intelectual importante para llevar a cabo. Los sub-procesos inherentes a tal cálculo multidimensional llegarían a los miles, seguramente.

Sin embargo, al mismo tiempo, el desarrollo del proceso en general es bastante elegante en su forma. La idea de colocar a cada ser humano, si está interesado, al frente de la creación industrial, facilitando la interacción de la “mente de grupo” para la resolución de problemas y para la creación, contiene un gesto comunidad profundamente unificador, junto con un tipo de libertad personal de expresión en el proceso creativo que no se ha visto antes. La noción misma de sistemas extremadamente versátiles de producción bajo demanda, que puedan producir un bien para una sola persona o bienes por todo un demográfica cultural es profundo en sus implicaciones, por no hablar de los enormes resultados positivos inherentes a la hora de crear una sociedad más humana y pacífica.

Dadas las tendencias tecnológicas, no es descabellado imaginar un pequeño pueblo que, del mismo modo que hoy puede tener una red eléctrica que lo unifica en su fuente de poder central, también cuenta con una red de plantas de producción diseñadas para crear, literalmente, casi todo lo que la mayoría de gente en la ciudad podría necesitar, bajo demanda. Las materias primas son llevados a la planta según las condiciones y los algoritmos de asignación que rodean al “sistema de gestión global de recursos”, que conecta todas las facilidades económicas tanto a nivel regional como mundial.

Sin embargo, dentro de este escenario, el papel del ser humano se confunde a menudo. Si bien esta búsqueda de la post-escasez creará un paradigma sostenible y generador de abundancia donde la gente puede vivir sin la carga de “trabajar para vivir”, el debate sobre “¿qué van a hacer las personas?” surge con frecuencia, junto con otra pregunta inevitable: “¿quién está manejando las máquinas y ¡sin remuneración!?”

La primera pregunta llega al corazón de los valores humanos. La gente siempre ha encontrado cosas interesantes que hacer y explorar, y es severamente cuestionable que una era de aburrimiento surgiría dado que la gente ya no tendrá que luchar para llevar una excelente calidad de vida. Más bien, la gente podría ser elevada a un nuevo tipo de existencia y participar en los intereses de orden superior que eran simplemente inalcanzables en el modelo anterior.

La segunda pregunta es más interesante. En una economía automatizada, que trabaja estratégicamente para eliminar a los humanos de cualquier tipo de trabajo monótono, difícil o peligroso, todavía habrá alguna necesidad básica de supervisión y gestión. Para muchos que rechazan el discurso de la post-escasez, este retroceso es común, con el argumento de que sólo en una utopía donde el porcentaje de automatización llegue al 100%, donde la gente literalmente no tendría obligación alguna, sería posible esta sociedad. De lo contrario, será necesaria alguna subcultura para hacer el trabajo restante y, por tanto, una especie de opresión estratificada sería inherente.

El problema con esta hipótesis es que está profundamente encerrada en una visión del mundo orientada hacia el mercado, donde el tiempo se equipara con el dinero. La gente hoy en día tienen una reacción instintiva a asumir que para que algo realmente se haga, el dinero debe estar en juego como un incentivo.

Sin embargo, estadísticamente, esto es simplemente falso. En una encuesta de Gallup 1992, más del 50% de los adultos estadounidenses (94 millones) ofrecieron voluntariamente tiempo para causas sociales, a un promedio de 4,2 horas a la semana, para un total de 20,5 mil millones horas al año (Hodgkinson & Weitzman, 1988, p. 2). Una encuesta más reciente, en diciembre de 2013, mostró un aumento constante en el voluntariado desde 2001 hasta 2013 (Gallup, 2013). Las cifras de 2008 en los EE.UU. también mostraron un aumento en el voluntariado no religioso, lo que subraya el punto de que pueden existir contribuciones sociales por sí mismas, así como por razones religiosas, y durante grandes dificultades económicas (Saad, 2008). La verdad del asunto es que los seres humanos, incluso en la orientación altamente competitiva y materialista de los Estados Unidos, todavía deciden hacer mucho sin un interés en la recompensa monetaria.

La programación de código abierto es otro ejemplo. Linux, que comenzó en 1991 como un simple experimento, fue capaz de completar su desarrollo de programación casi sin dinero impulsado por la comunidad en sólo tres años. Linux tiene más de 15 millones de líneas de código (Perry, 2012) y gran parte de su creación fue realizada de forma gratuita por una comunidad global. Wikipedia es un ejemplo más de una organización no lucrativa, de creación, investigación y expresión generada en la comunidad. Se ha estimado que la Wikipedia tomó 100 millones de horas de trabajo voluntario para crear, y cuenta con un motor de tecnología avanzada y compleja, lo que demuestra que los sistemas interrelacionados bien diseñadas, cuando aprovechó con grandes esfuerzos de los voluntarios, puede crear sistemas de primer mundo que antes se consideraban poco realistas o inviable.

Por lo tanto, aunque el dinero todavía gobierna la motivación general en la sociedad actual, habida cuenta de algo de tiempo libre, la gente ha demostrado que contribuirán en gran medida a los proyectos que no tienen retorno monetario y la verdadera cuestión que subyace en la motivación de este tipo de trabajo es la satisfacción y el sentimiento de contribución. Hoy en día, la mayoría de los puestos de trabajo no generan esta sensación. La mayoría de la gente entra en una dictadura privada cinco días a la semana y están bajo el control de los superiores, a sabiendas de que pueden ser despedidos en cualquier momento.

La contribución que hacen en el trabajo pagado rara vez tiene un retorno directo a ellos y la sensación de logro se ve disminuida. Algunos trabajos pueden incluso hacer que uno se pregunte cuál es el punto de la ocupación, incluso en el contexto de labor social o de desarrollo personal. Existen hoy muchos puestos de trabajo por el mero hecho de generar o mover dinero y nada más. Los trabajos en publicidad y Wall Street, por ejemplo, son ejemplos de ocupaciones de alto valor que, en verdad, hacen muy poco para mejorar la sociedad.

Esto quizás podría explicar la tendencia “perezosa” que muchos sienten una vez fuera de sus puesto de trabajo al final del día, regresando a casa sintiéndose derrotado y cansado. Con el tiempo, muchos pierden el espíritu y la motivación general y descubren que su trabajo se convierte en la única cosa que supuestamente tiene significado en su vida, olvidando las pasiones agradables que alguna vez fueron inherentes a su desarrollo.

En un EBRLN plenamente realizada, se estima que tal vez el 5% de la población de una región (5% de la población mundial también), en promedio, sería necesaria para ayudar en la operación fluida de este sistema industrial y esta cifra probablemente disminuirá continuamente en el futuro conforme la tecnología avanza. Esta participación podría ser mejor expresada en la forma de lo que se ha denominado la economía “domúestica”. La economía doméstica encarna las acciones útiles de personas en un entorno no-pagado. Los intereses laborales del hogar, la familia y la comunidad son ejemplos tradicionales.

En una EBRLN, esa mano de obra sería relegada y la delegación de tales funciones de trabajo podría distribuirse entre una población en gran escala haciendo que el tiempo real compromiso general sea minúsculo. Incluso para los estándares actuales, si uno fuera a preguntar al trabajador promedio si estarían dispuestos a vivir, por ejemplo, la equivalencia de un estilo de vida $ 100,000 al año, pero teniendo que ser voluntario 5% de su tiempo para el mantenimiento del sistema que apoya su nivel de la vida, sin duda alguna alcanzaríamos un acuerdo con la mayoría. Únicamente la cantidad de tiempo “liberado” en este tipo de modelo socioeconómico, junto con la gran mitigación de los problemas ambientales y conflictos sociales inherentes al mercado, dejan poco espacio para la objeción racional.

Asimismo, una vez liberados, la propensión de colaboración creativa, que es el verdadero motor de progreso, ya no se inhibe por la monotonía del trabajo o el sistema de ingresos. Es muy difícil predecir el increíble nivel de productividad y enfoque que una sociedad puede alcanzar una vez que se eliminan dichos factores opresivos.

La paradoja de la descentralización

Aunque la retórica de una sociedad global con valores globales subraya este modelo socioeconómico, es importante entender su naturaleza redundante y su disposición descentralizada. John Dalberg-Acton, 1er Barón Acton, una vez declaró: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”.[4. John Emerich Edward Dalberg, primer barón de Acton (1834-1902). El historiador y moralista, también conocido como Lord Acton, expresó esta opinión en una carta al obispo Mandell Creighton en 1887.] Esta perspectiva temeroso de poder es, sin duda bien justificada en la historia y muchos que oyen acerca de una EBRLN a menudo asumen que esta sociedad global está “gobernada” por una computadora central, una máquina, un grupo de élite de tecnócratas o algo similar.

Es importante recordar que casi todas las sociedades anteriores han vivido dentro de una gran escasez y, por tanto, de un gran conflicto. Esto, unido al hecho de que el dinero y los recursos han sido un medio para alcanzar el poder – por lo general después de una buena dosis de batalla, reforzando una jerarquía de estatus y dominación – ilustra que no hay que sorprenderse de estas reacciones. Sin embargo, esta afirmación también es profundamente contraproducente en su conjunto, ya que da la sensación paranoica de que no se puede confiar en nadie, si se le da algún tipo de control sobre los demás.

Una EBRLN es, de hecho, una estructura global en cuanto a cómo se procesa la información económica y evalúa las potenciales respuestas. Una vez que un bien ha sido diseñado, se procesa a través de los filtros de eficiencia y sostenibilidad antes mencionados, que invariablemente se vinculan a la situación de los recursos mundiales, junto con una red global de contribución de diseño. Al mismo tiempo, las decisiones más importantes de la sociedad, es decir, aquellas decisiones que alguna vez fueron realizadas por representantes electos, también se logran por consenso por la población, directamente.

La única centralización real inherente es esta red digital que conecta al mundo mismo. Habida cuenta de esto, podríamos considerar algunos problemas posibles en estas circunstancias, de la misma manera en que pensamos acerca de la Internet hoy en día, que es esencialmente la misma infraestructura. El hackeo, por ejemplo, que es el acto de perturbar, robar o corromper un programa o información digital al invadir el código fuente, puede ser una preocupación.

Sin embargo, tenemos que preguntarnos primero por qué alguien querría realizar dicho acto en el nuevo modelo. Dado que todo el sistema está diseñado para proveer a todos, ¿dónde está el incentivo para perturbarlo? Cualquiera que trate de apagar ese sistema también está cerrando sus medios para contribuir y desarrollar. Una analogía sería hoy una persona que vive en un edificio de apartamentos, donde todos comparten la infraestructura de servicios públicos, la decisión de destruir la caja de fusibles que divide la electricidad entrante para alimentar todo el edificio de apartamentos. ¿Por qué alguien lo haría si con eso apaga su propia electricidad?

Es importante revisar por qué la gente puede ser tan cruel hoy. La ira se engendra por la privación y algún acto externo se interpreta a menudo como la fuente de este abuso. Así que, en retribución, la gente de hoy “hackea” y viola sitios web o cosas similares para protestar o vengarse.[5. Un ejemplo sería el grupo conocido como “Anonymous”, que es una red internacional vagamente asociado de entidades “hacktivistas” que interrumpen sitios web y bases de datos como forma de protesta.] En una EBRLN, es difícil de entender que la fuente de tal angustia e indignación se materializaría. Si a una persona no le gusta la forma en que el sistema está funcionando de una manera específica, tiene la capacidad de cambiarlo al evaluar en el consenso con los demás. El sistema es emergente.

Sin embargo, en el caso de que esto sucediera, existe una solución simple: redundancia activa. En una sociedad impulsada por el dinero, construida en torno a la eficiencia de costes, vemos poca redundancia a prueba de fallos implementada, ya que es inasequible. Por ejemplo, vemos un avión con dos motores y ambos son necesarios para volar. ¿Por qué no crear un avión con dos motores principales y dos motores de reserva, que no están funcionando cuando el avión completo se encuentra en buen estado de funcionamiento, para que en el evento de que falle un motor, otro motor sea capaz de tomar el relevo.

La red principal servidor que facilita la conectividad social y la unificación podría tener 5,6,7 … 20 niveles de redundancia y copias de seguridad automáticas en el caso de cualquier cosa fallara. Puede que no sea perfecto. Algunos datos pueden perderse. Sin embargo, una vez más, esto no es una utopía. Con respecto a quién tiene el “poder” para notar el problema e implementar esta redundancia, existen equipos técnicos para supervisar la red, al igual que cualquier otra vocación existente.

Por supuesto, la pregunta que surge es: ¿qué pasa si alguien en el equipo técnico se corrompe y decididamente estropea el sistema? Una vez más, la contra-pregunta es: ¿por qué habría de hacerlo? ¿Cuál es el incentivo? En el caso de que este ocurra, no tomaría mucho tiempo para que otros lo noten y el sistema podría ser corregido en la misma lógica de redundancia, y la persona sería removida de su función. Entonces dicha persona podría ser cuestionada por sus pares y la sociedad en general para comprender mejor por qué se produjo este acto.[6. El tema de lo que hoy se entendería como “aplicación de la ley”, se describe en el ensayo Estilo de vida, Libertad y El Factor Humano.]

En una EBRLN, el incentivo recibido es ayudarse a uno mismo, lo que significa ayudar a la sociedad, no explotarla o abusar de ella. Literalmente no hay recompensa por tal comportamiento negativo, a diferencia de lo que sucede en el estado natural de corrupción generalizada que padecemos hoy.

En cuanto a la red física, esta es de naturaleza descentralizada, más de lo que vemos en la mayoría de sistemas actualmente. El trazado topográfico de la Tierra hace que muchas cosas obvias en cuanto a la ubicación de la estructura. La gente, siendo social, naturalmente tiene interés en tener algún tipo de centralización de la comunidad; la existencia de ciertas áreas que proporcionen energía, como energía solar, eólica, geotérmica, hidroeléctrica, forjan sus propias ubicaciones lógicamente. Las redes de extracción, producción y distribución también tienen una lógica topográfica inherente ya que, en pos de la eficiencia, se debe mantener estas instalaciones lo más cerca posible una de la otra, lo que reduce el desperdicio de energía, necesidad de transporte, etcétera.

Las ciudades cambiarán en dos formas principales. Por un lado, la construcción y la creación de redes del sistema interno de la ciudad buscarán cumplir con el más alto estado de eficiencia técnica posible, incluyendo infraestructura sostenible, viviendas, redes de producción y distribución y similares, teniendo en cuenta la base del sistema. El trabajo de diseño de Jacque Fresco, específicamente los conceptos de su sistema ciudad, es un buen ejemplo de este razonamiento (Fresco & Meadows, 2002, cap. 15). En segundo lugar, se espera que, debido a la evolución de la efemeralización, una ciudad dada producirá todos los bienes regionales localmente. La gestión de la ciudad en cuanto a infraestructura urbana, cosas como dónde colocar un puente, será también un proceso de toma de decisiones a nivel regional, puesto en marcha por la democracia directa, el sistema de diseño colaborativo. La asignación de tierras funciona de la misma manera, a pesar de que es un tema más amplio, que se aborda en el ensayo tendencias de post-escasez, capacidad y eficiencia.

Por supuesto, cada ciudad se conecta naturalmente a otras ciudades, idealmente mediante sistemas de transporte avanzados, que puedan trasladar gente de manera limpia y fluida. Los trenes de levitación magnética están camino a convertirse en la próxima etapa de transporte rápido, seguro y eficiente; con poco o ningún impacto ambiental, en comparación con los aviones, autobuses y autos que funcionan con petróleo.[7. El transporte “Maglev” utiliza menos energía y se mueve mucho más rápidamente que las líneas aéreas comerciales y también se pueden utilizar como sistema de transporte local dentro de una ciudad. ET3 es una empresa que trabaja actualmente en esta tecnología.Sino, el uso de vehículos sin conductor es extremadamente seguro y abastecería otras necesidades de transporte (Markoff, 2010).]

En cuanto a como el “motor” de una ciudad, es decir, su industria, las redes digitales y los sistemas de sensores funcionan para recopilar importantes datos regionales y no regionales. Esto se refiere a la red de gestión global de recursos previamente descrita y a redes tanto regionales como mundiales de medidas que permitirán a ciudades y ciudadanos tener un sentido holístico de lo que está ocurriendo, afectando la producción y otros factores ambientales importantes. Tales redes de tecnología de sensores y sistemas ya se han planteado la hipótesis y están haciéndose camino lentamente en ciertas facetas de la sociedad. La tarea es simplemente escalarlo. Hewlett-Packard ha presentado una idea a la que denomina “un sistema nervioso central para la Tierra” (Lindsay, 2010).

Por lo tanto, esta red podría muy bien ser “centralizada” en sus datos y flujo de materias primas hacia las instalaciones de producción interna de una ciudad, pero es descentralizada en cuanto a que una ciudad no importa nada más. Es autocontenida en su mayoría. Todo se produce internamente, importando y exportando sólo recursos, no bienes procesados. Esta idea de “autocontención por grado de escala” es importante e incluso aplica a estructuras específicas, como edificios o casas. La casa ideal estaría fuera de la red, tendría una fuente independiente para abastecimiento de energía y fuentes de energía redundantes de respaldo.

Dicho de otra manera, no hay una “botón de apagado” central en un sistema basado en una redundancia tan natural. Por ejemplo, se está usando una red eléctrica y, por cualquier razón, se cae, esto tendría poco efecto en las casas si están diseñadas para cosechar las fuentes de energía locales (por ejemplo, energía solar o eólica) y, por tanto, para ser autónomas. Del mismo modo, nada puede alterar el sistema internacional. A diferencia de las estructuras modernas de financiación monetaria y divisas, que son altamente centralizadas y pueden causar estragos en todo el mundo si las cosas van mal, un problema en una ciudad tiene poco efecto en cualquier otra ciudad en una EBRLN.

Una EBRLN debidamente organizada no es centralizada en un sentido real. Es más exacto decir que es un sistema descentralizado global, con diversos grados de redundancia inherente, que, grado a grado, se conecta mediante un flujo información y canales físicos para adquirir recursos apropiados, que se utilizarán para la economía local de cada región.

Referencias

Veblen, Thorstein (1904). The Theory of the Business Enterprise. New Brunswick, New Jersey: Transaction Books.

Investopedia. (n.d.). Crony Capitalism. Obtenido de http://www.investopedia.com/

Von Mises, L. (1990). Economic calculation in the socialist commonwealth. Ludwig von Mises Institute.

Keenan, Tim. (1995, marzo 1). Engineering revolution: CAD/CAE advancements changing vehicle development. Obtenido el 8 de enero de 2015 de http://wardsauto.com/

Hodgkinson, V.A. & Weitzman, M.S. (1988). Giving and volunteering in the United States: Findings from a national survey. Washington, D.C.: Independent Sector

Gallup. (2013, diciembre 13). Most Americans Practice Charitable Giving, Volunteerism. Obtenido el 9 de enero de 2015 de http://www.gallup.com

Saad, Lydia. (2008, diciembre 19). Despite Economy, Charitable Donors, Volunteers Keep Giving. Obtenido el 9 de enero de 2015 de http://www.gallup.com

Perry, Douglas, (2012, enero 15). Linux Kernel Grows Past 15 Million Lines of Code. Obtenido el 9 de enero de 2015 de http://www.tomshardware.com

Fresco, J., & Meadows, R. (2002). The Best that Money Can’t Buy: Beyond Politics, Poverty, & War. Global Cyber-Visions.

Markoff, John. (2010, octubre 9). Google Cars Drive Themselves, in Traffic. Obtenido el 9 de enero de 2015 de http://www.nytimes.com

Lindsay, Greg. (2010, febrero 2). HP invents a “central nervous system for Earth” and joins the smarter planet sweepstakes. Obtenido el 9 de enero de 2015 de http://www.fastcompany.com/


<<< VERDADEROS FACTORES ECONÓMICOS | ÍNDICE | ESTILO DE VIDA, LIBERTAD… >>>