A veces las cosas más pequeñas cambian la dirección de nuestras vidas, la respiración más mínima de una circunstancia, un momento al azar que conecta como un meteorito golpeando la Tierra. Las vidas han girado y cambiado de dirección en base a la fuerza de un comentario casual (Bryce Courtenay, 1989).

Responsabilidad

Aunque en la superficie esta proposición puede parecer un mero gesto poético, la realidad es que esto es absolutamente verdadero e inescapable. Todos estamos en el movimiento zeitgeist, sea que nos guste o no.

Todos los días de nuestras vidas tomamos decisiones en contextos sociales y ambientales que influencian en la percepción y el bienestar de otros. No importa cual sea nuestra posición política, religiosa o ideológica específica; si vives en este planeta, lo influencias y a las culturas que de él emergen. Lo que esto significa es que es tu responsabilidad. Eres responsable de aquello que pones en movimiento y, por tanto, eres responsable por el estado del hábitat y eres responsable del equilibrio o desequilibrio de la especie humana misma, en un grado u otro.

Cada acto de empatía o indiferencia resuena con aquellos que han recibido esos efectos, y debido a las leyes evolutivas de la adaptación humana debemos ajustar nuestras expectativas y propensiones conforme experimentamos aquello que nos rodea. Naturalmente, la infancia temprana es el período más sensible de nuestra especie, ya que entonces tratamos de entender si nuevo mundo al que hemos venido es seguro y nos brinda el apoyo que necesitamos o si es inseguro e indiferente. Este tipo de programación, a pesar de que se establece predominantemente en la infancia, continua a través de nuestras vidas, y el efecto que tiene en la percepción cultural de orden mayor también es profundo.

Nuestras capacidades son verdaderamente poderosas, sobre todo la capacidad reciente de la sociedad humana para construir herramientas tecnológicas que pueden cambiar el constructo social rápidamente, por eso es fácil olvidar que en el núcleo de esta existencia existe una especie de sumisión y aceptación hacia factores sobre los cuales nunca tendremos control. Después de milenios de confusión sobre la naturaleza de nuestra existencia, inventando complejos y finalmente falsos sistemas de creencias conforme le hacíamos frente, el lento descubrimiento de lo que comúnmente se denominan leyes de la naturaleza nos ha proporcionado no sólo un medio para crear e inventar, sino también para entender que en realidad no estamos en control.

Parece ser que sólo controlamos nuestra manera de relacionarnos con esta estructura de leyes existente, que no parece mostrar señales de cambiar. Nuestra sumisión a esta realidad subyace en el corazón de las propuestas técnicas hechas por el Movimiento Zeitgeist. Simplemente se trata de un proceso de adaptación para optimizar la existencia humana y crear una condición que mejore nuestras vidas y permita que las generaciones venideras habiten este planeta sin deficiencias severas y una pérdida de sostenibilidad. Actualmente la especie humana no sólo comparte el mundo consigo misma y su entorno, también lo comparte con la familia extendida de otras especies y con otra familia extendida inherente a nuestras costumbres, las generaciones del futuro.

También hay una tendencia eclipsante hacia un sentido idealizado de autoimportancia. Las religiones tradicionales y nociones de ser “creados a imagen de Dios” e ideas parecidas tienden a separar a los humanos de la naturaleza, como si no fuéramos a ser reducidos a un mero artefacto de la naturaleza. El gran astrónomo Carl Sagan tal vez expresó mejor este problema en su obra Un punto pálido azul (1996):

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensen en todos los ríos de sangre vertidos por todos esos generales y emperadores para que en su momento de triunfo pudieran ser los señores temporales de una fracción de un punto. Piensen en las crueldades sin fin recibidas por los habitantes de una esquina de este punto recibidas de aquellos habitantes de la otra esquina, de los que apenas acaso pueden diferenciarse.

Cuán frecuentes son sus malentendidos, cuán dispuestos están a matarse unos a otros, cuán fervorosos son sus odios. Nuestras posturas, nuestra auto importancia imaginaria, la ilusión de que tenemos alguna posición privilegiada en el universo, son desafiadas por este pálido punto de luz. Nuestro planeta es una mota solitaria en la gran y envolvente oscuridad cósmica, en toda esta vastedad, no hay indicios que pueda llegar ayuda de alguna parte para salvarnos de nosotros mismos.

Por supuesto, nadie niego que nuestra capacidad de pensar, crear, resolver problemas y alterar nuestro mundo nos ubica en una posición única con respecto a otras especies con las que compartimos este hábitat. El organismo humano es tan increíble en tantas maneras funcionales y adaptativas, sin embargo la ciencia moderna no ha empezado a entender siquiera cómo esta variedad de órganos y químicos  tan compleja es capaz de hacer lo que hace tan bien. Hemos sido capaces de extender nuestras formas físicas y mentales para incluir capacidades de cómputo e ingeniería para realizar tareas que de otra forma nos resultarían imposibles. Esta es la verdadera naturaleza de nuestro ingenio tecnológico.

Una computadora, un coche, un teléfono, una mesa, un lápiz o cualquier otra herramienta que podemos utilizar, no son meras  abstracciones separadas con las que interactuamos. Son extensiones de nosotros mismos en formas muy reales y directas, que mejoran algún tipo de función que deseamos completar. Conforme pasa el tiempo, es evidente que nuestro potencial para la resolución de problemas puede llegar a ser cada vez más potente a tal punto que los modelos sociales que implementemos en una generación se harán obsoletos en otra. La transición deseada del modelo económico mercantil competitivo mercado a una EBRLN es sólo un paso.

Roles & Proyectos

El Movimiento Zeitgeist Movement es una organización global que no tiene formularios de inscripción o procesos de aceptación formal. El interés propio por las propuestas del Movimiento Zeitgeist, junto con algún tipo de acción para promover ese cambio, es la única característica que define a un “miembro” y el grado de participación se reduce a la zona de confort y el ingenio de las personas y/o grupos que opten por ser parte de él. También es importante señalar que el simple hecho de pertenecer a esta comunidad es, en muchos sentidos, una contribución a la transición en sí misma, ya que un cambio de valores sociales es fundamental para un movimiento de esta magnitud, y esto comienza generando una creciente subcultura que simplemente se encuentra alineada con esos valores, a pesar de que el viejo modelo social cáustico todavía siga en vigor.

Más específicamente, involucrarse invariablemente significa tratar de sensibilizar a la comunidad, e idealmente contribuir al desarrollo de proyectos. El abanico de posibilidades de activismo puede ser tan simple como una persona aislada trabajando en línea para publicar datos pertinentes que orienten al público en lugares como foros, sitios web de medios de comunicación, redes sociales y similares, mientras que otros pueden tomar un enfoque más detallado y contribuir a diseñar y programar proyectos que puedan servir para facilitar la mecánica real del sistema propuesto.

Tres de esos proyectos de desarrollo son:

  1. El instituto de rediseño global o IRG,
  2. El proyecto de soluciones locales o PSL; y
  3. El sistema de diseño colaborativo o SDC.

(a) El instituto de rediseño global es una interfaz colaborativa en línea pública que funciona de forma similar a Wikipedia, excepto que con un grado mucho más alto de evaluación lógica y muchos menos problemas semánticos que los que enfrenta la enciclopedia. El propósito es rediseñar la superficie de la Tierra, gráfica y matemáticamente, región por región, en base a los principios más avanzados de sostenibilidad y eficiencia. Este enfoque de teoría de sistemas no observa artificios humanos ni limitaciones artificiales, como países, derechos de propiedad y otros factores inhibidores que existen hoy.

La mejor forma de entenderlo es como una iniciativa de diseño macroindustrial, que remueve todos los atributos topográficos y de infraestructura de la sociedad moderna, y trabaja para reemplazarlos con medios optimizados. La meta es la implementación virtual de una EBRLN en la mayor escala posible, teóricamente hablando. Por supuesto, al escuchar tal propuesta — y entendiendo que este es un proyecto de acceso abierto en el que cualquier persona en el planeta puede contribuir — muchos pueden concluir equivocadamente que  la inmensidad de la opinión humana subjetiva sobre tales asuntos haría imposible implementar tal diseño.

Este no es el caso cuando el método científico entre en juego. Si bien la tecnología localizada siempre va a cambiar con el tiempo, ya que esa es su naturaleza (pues las cosas mejoran técnicamente), la topografía de la tierra casi no se modificará, por tanto el razonamiento que de esto se deriva no cambiará tan rápido como lo hace la tecnología. Más específicamente, la manera en que se llegará a estas decisiones “macro”, tendría una relación directa con las características de cualquier área dada, junto con el razonamiento inherente a las redes que surgen para conectar de forma sinérgica la funcionalidad social.

Por ejemplo, diferentes terrenos tienen diferentes propensiones para el asentamiento, mientras que la ubicación de las fuentes de energía renovables requieren que la captación de energía se dé en ciertos lugares. Si la producción de un género de bienes en particular requiere materiales específicos y sucede que esos materiales son locales, es lógico construir una instalación de producción tan cerca como sea posible al sitio de extracción. De forma similar, cualquier otro atributo de la cadena de suministro es localizado utilizando la misma lógica de optimización, incluyendo los medios de distribución. Los centros de distribución, naturalmente, estarían cerca de los grandes centros urbanos donde la población tenga un fácil acceso a cortas distancias. Por otra parte, la creación de parques y demás centros recreativos también se haría, como es evidente, en zonas propicias, como por ejemplo en amplias planicies para juegos.

En resumen, este proceso de deducción lógica de la localización topográfica en aras de maximizar la eficiencia y sostenibilidad, es un proceso sobretodo técnico. Esto no quiere decir que uno puede “presionar un botón” para deducir automáticamente estos parámetros en la totalidad de una región automáticamente sin consenso humano o la interferencia de otros valores. En cambio, queremos expresar que las prácticas derrochadoras de mercado  que tenemos en el mundo de hoy en el comercio internacional, la globalización y otras ineficiencias, están profundamente desalineadas. A través de este razonamiento guiado por la ley natural, podemos crear más facilidad, seguridad y abundancia y, por tanto, aumentar nuestra calidad de vida, al tiempo que reducimos nuestra huella ambiental de forma espectacular.

En lo que respecta a comunicación y educación, que son en última instancia el punto de dicho proyecto, la idea es mostrarle al mundo el verdadero potencial de un área determinada una vez que esta se haya “actualizado”. Las estadísticas que acompañarían a estas propuestas de diseño proveerían retroalimentación derivada matemáticamente, datos sobre cuánta energía y recursos se podrían ahorrar; la reducción general de la huella ecológica; la facilidad de transporte; el incremento en la producción y distribución; la creación estadística de una abundancia material con base en la población, y así sucesivamente.

(b) El proyecto de soluciones locales puede concebirse como una iniciativa microindustrial, en contraposición a la macro que acabamos de discutir con el IRG. Esto es simplemente un buen proyecto de diseño donde la gente puede pensar en sistemas de orden menor que podrían ser parte del orden más grande, del contexto “macro”.

Por ejemplo, el diseño de una casa que sea ligera, independiente de la red y de fácil construcción o prefabricada con materiales abundantes y amigables con la Tierra, podría ser uno de esos proyectos. Una vez que la comunidad encuentre el diseño más versátil, sostenible y optimizado a través del sistema colaborativo en línea, entonces puede entrar en una base de datos, para referencia general o incluso para su incorporación en el IRG, como un subsistema.[1. En muchos sentidos, este proceso de diseño y evaluación es una versión manual en bruto del sistema algorítmico propuesto en el ensayo Gobierno Industrial.]

(c) Igualmente relacionado al PSL, el sistema de diseño colaborativo es un proyecto de programación que busca producir el código fuente de regulación y networking que facilite el proceso discutido en el ensayo Gobierno Industrial.[2. Ya existen tecnologías de este tipo, la más popular quizá sea la cadena de bloques utilizada por las criptodivisas.] El sistema, al igual que los dos proyectos previos, será programado como software libre de código abierto, permitiendo a la mente grupal y al método científico maximizar su potencial.

Como herramienta comunicacional, este proyecto no tiene que estar completo para ser efectivo. Incluso si se utiliza sólo un pequeño conjunto de parámetros que retransmita el cálculo de una evaluación del diseño teórico, el valor educativo por sí solo tiene un gran potencial. Con el tiempo, las versiones primitivas de los SDC podrían incorporarse directamente en el PSL y en el IRG, ya que están conectados en propósito. Se podrían realizar exposiciones sobre estas expresiones en conferencias del movimiento.

Capítulos y eventos

Un activista del Movimiento Zeitgeist casi siempre tiene relación a un capítulo regional. Para 2014, hay muchos capítulos en docenas de países. Un capítulo puede conformarse con unas pocas personas o con miles, y se anima a aquellos en regiones que actualmente no tienen capítulos a que empiecen uno. Es un proceso muy fácil y el tiempo que se le tiene que dedicar depende del grado de compromiso y la disponibilidad personal.[3. Aquellos interesados en los capítulos, o que participan por primera vez en el Movimiento Zeitgeist, pueden revisar la Guía de Capítulos y la Guía de Inicio Rápido.]

Los capítulos se organizan a nivel local e internacional. Por ejemplo, existe una coordinación del capítulo nacional para todo Estados Unidos, y cada estado tiene su propio capítulo (o “subcapítulo”). Igualmente, cada ciudad en cualquier estado dado cuenta con su propio capítulo. Este red crea un flujo de información multidimensional y, aunque puede parecer jerárquica, la ética del movimiento no es una de un sistema de poder verticalista. Los capítulos a menudo tienen reuniones acerca de su trabajo en cada nivel y las ideas son llevadas tanto a los niveles superiores como a los inferiores.

En cuanto a eventos desde la creación del Movimiento Zeitgeist en 2008, ciertos eventos periódicos se han convertido en productos básicos del movimiento, dos de ellos se realizan anualmente: El Día Zeitgeist (o ZDay) y el Festival de Artes Zeitgeist. En 2013, por ejemplo, se realizó el quinto ZDay y el tercer festival de artes. El ZDay es el evento insignia de sensibilización pública del movimiento, de tiene intelectual, describe los progresos en el movimiento y amplifica las investigaciones pertinentes. También es un evento de difusión, siempre tratando de atraer a los medios de comunicación para contar con una cobertura más amplia, con el fin de difundir aún más la conciencia de la misión del Movimiento Zeitgeist.

En contraste, el Festival de Artes Zeitgeist es un evento artístico multidisciplinario cuyo objetivo es circunvalar el lado intelectual y usar el arte para la transformación personal. Las artes tienen una capacidad emocional y experimental para inspirar el cambio y generar nuevas ideas y el Movimiento Zeitgeist mira a las artes como un fundamento del desarrollo científico. Este evento también es un mecanismo para expresar la capacidad creativa y emocionante de la condición humana y para recordarnos a nosotros mismos que también deberíamos celebrar a la humanidad, a medida que trabajamos para mejorarla.

Cada uno de estos eventos tiene el mismo formato básico. Hay un evento principal y hay eventos espejo realizados por cada capítulo. En el caso del ZDay, el evento global principal tiene a enfocarse en los asuntos globales dominantes y el proyectos para el movimiento Eventos espejo, que son de orientación regional, se producen el mismo día o fin de semana en todo el mundo a través de los capítulos. En 2009, por ejemplo, hubo más de 400 eventos, junto con el evento principal en la ciudad de Nueva York (Feuer, 2009). De la misma manera, los capítulos frecuentemente conducen eventos de caridad para recolección de recursos y alimentos para aliviar el sufrimiento de su comunidad.[4. En 2011, la inauguración del evento principal del Festival de Artes Zeitgeist en Los Ángeles recaudó lo suficiente para suministrar 12000 platos de comida.]

Otros eventos, como los foros urbanos, que pueden realizarse en un formato mensual o bimensual, también son comunes. Corresponde a un determinado grupo/capítulo decidir la frecuencia de estas reuniones públicas. Más allá de estas ideas básicas, muchas otras posibilidades están disponibles y corresponde a un capítulo el ser creativos sobre la manera en que desarrolla su activismo.

Misión

Para concluir, la misión del Movimiento Zeitgeist se hará constar en su totalidad:

Fundado en 2008, el Movimiento Zeitgeist es una organización que aboga por la sostenibilidad y realiza activismo dentro de la comunidad además de acciones de concienciación a través de una red de grupos regionales y globales, equipos de proyectos, eventos anuales, proyectos multimedia y de caridad.

Un elemento central del movimiento consiste en reconocer que la mayoría de problemas sociales que plagan a la especie humana actualmente no son resultado de la corrupción institucional, la escasez, las legislaciones políticas, un fallo en la ‘naturaleza humana’ u otras causalidades que suelen darse por hecho en la comunidad activista. En su lugar, el Movimiento reconoce que problemas como la pobreza, la corrupción, las crisis, la gente sin hogar, la guerra, el hambre y demás son ‘síntomas’ de una estructura social obsoleta.

Aunque al Movimiento le interesen las reformas intermediarias y los apoyos comunitarios temporales, el fin que nos define es la implementación de un nuevo modelo socioeconómico basado en una organización, asignación y distribución de recursos técnicamente responsable, a través del método científico… de razonar problemas y encontrar soluciones óptimas.

Este modelo de economía basada en recursos y leyes naturales trata de tomar un enfoque técnico en cuanto a la organización social en lugar de uno monetario o político. Se trata de actualizar el funcionamiento de la sociedad al nivel de los métodos más avanzados que la ciencia puede ofrecernos, dejando atrás las consecuencias dañinas e inhibiciones restrictivas generadas por nuestro actual sistema de intercambio monetario, lucro, corporaciones y demás componentes estructurales y motivacionales.

El Movimiento es leal a un tren de pensamiento y no a números ni instituciones. En otras palabras, mantenemos que a través del uso de investigaciones sociales y nociones verificadas por la ciencia y tecnología somos capaces de encontrar nuevas aplicaciones sociales que podrían ser mucho más efectivas a la hora de satisfacer las necesidades de la población humana. De hecho, tanto es así que no hay razón para pensar que con el tiempo no puedan resolverse problemas comunes en nuestro actual modelo monetario, tales como la guerra, la pobreza, el 95% del crimen y otros efectos de la escasez.

El rango de acción de las campañas de activismo y concienciación del Movimiento se extienden desde el corto hasta el largo plazo, basado exclusivamente en el uso de comunicación no violenta. Nuestra meta a largo plazo, la transición a una Economía Basada en Recursos, es algo que perseguimos constantemente, como ya se ha expresado. Sin embargo, entendemos que para llegar ahí, son necesarias reformas de transición y apoyo comunitario.

Por ejemplo, aunque el Movimiento no propone la reforma monetaria en sí misma como una solución final, el mérito de dichos enfoques legislativos siguen considerándose válidos en el contexto de la transición y la integridad temporal. Igualmente, aunque no consideramos que dar comida y ropa de caridad y otros proyectos de apoyo sean soluciones a largo plazo, sigue considerándose válido en el contexto de ayudar a otros en tiempos de necesidad, sin dejar de lado la consciencia del fin principal.

Además, el Movimiento Zeitgeist no está aliado a ningún país o a ninguna plataforma política tradicional. El Movimiento ve al mundo como un solo sistema y a la especie humana como a una sola familia y reconoce que todos los países deben desarmarse y aprender a compartir recursos e ideas si esperamos sobrevivir a largo plazo. Por tanto, las soluciones a las que hemos llegado y promovemos son en interés de todos en el planeta Tierra, no de un grupo selecto.

 

Únete a nosotros:
www.thezeitgeistmovement.com

 

Referencias

Courtenay, B. (1989). The power of one. Random House LLC.

Sagan, C. (1996). Un punto azul pálido. Una visión del futuro humano en el espacio, 2.

Feuer, A. (2009, marzo 16). They’ve Seen the Future and Dislike the Present. NY Times. Obtenido el 16 de enero de 2015 de http://www.nytimes.com/


<<< DESESTABILIZACIÓN SOCIAL Y TRANSICIÓN | ÍNDICE